R t V f F I
_1 _2 _3 _4 _5 _6 _7 _8 _9 _10 _11

Las fuentes del Eixample

Agua y belleza. Cincuenta años después de la ejecución del Pla Cerdà, se encargó a artistas la elaboración de fuentes escultóricas para seguir embelleciendo la ciudad

Categoría: Historia | 5 diciembre, 2016
Redacción: Edu García

Cuando el proyecto de l’Eixample de Barcelona, ideado por Ildefons Cerdà,  cumplía su medio siglo de vida, la Comisión encargada de su construcción pensó en ornamentar con fuentes calles y plazas. Eran fuentes que no sólo habían de proporcionar el agua necesaria a los sedientos ciudadanos, sino que también habían de embellecer las aún inhóspitas vías de la nueva Barcelona. A lo largo de dos décadas, entre 1912 y 1925, se encargaron a diversos artistas una serie de fuentes escultóricas. Un siglo después estas artísticas fuentes  son aún un regalo para los ojos cuando paseamos por las calles del Eixample. Para la realización de las fuentes se combina la piedra de Montjuïc con la que construye la fuente propiamente dicha y el bronce para la escultura que la corona el conjunto y que le da carácter.

Las primeras tres fuentes fueron encargadas a Josep Campeny, y en 1912 ya estaban instaladas. Se trata de tres fuentes de carácter realista, con un marcado carácter anecdótico, en el que el protagonismo lo tienen los niños.

1 Las fuentes del Eixample

La llamada Font del Trinxa, está situada en la confluencia de la Ronda d’Universitat con el  carrer de Pelai, en ella un adolescente sonriente, descalzo y con la camisa abierta, está sentado sobre la fuente y con una mano sostiene el grifo como si estuviera dispuesto a mojarnos en el momento que no acerquemos.

2 Las fuentes del Eixample

La Font del Nen de la granota, está en la confluencia del carrer de Còrsega con la Diagonal, es muy similar a la anterior, aquí el niño, con el torso desnudo y la cabeza cubierta con un sombrero de paja, aparece recostado en lo que parece la orilla de un río y con las dos manos tiene atrapada una rana que, con la boca abierta, esconde el grifo por donde sale el chorro del agua.

3 Las fuentes del Eixample

La Font del Noi dels càntirs, está en la plaça d’Urquinaona, y en ella la figura del niño está de pie, sopla por la apertura de un botijo como si quisiera desatascarlo. Se ha apuntado que esta escena debía ser habitual en las calles de la ciudad, el protagonista bien podría ser alguno de los aprendices encargados de los trabajos más duros, entre ellos el ir a buscar agua a la fuente con unos pesados botijos, para que los maestros calmaran su sed mientras realizaban su trabajo. Inmediatamente después se realizó un segundo encargo de fuentes, esta vez al escultor Eduard B. Alentorn, y no fue hasta 1917 cuando los barceloneses pudieron usar. Son fuentes estéticamente similares a las anteriores por lo que al realismo se refiere aunque en las figuras introduce un carácter narrativo de las que carecen sus antecesoras.

4 Las fuentes del Eixample

La Font de la Pagesa o de la Lletera, está en la plaça de Letamendi, es una fuente inspirada en el cuento de la lechera, aquí una campesina catalana vestida según la costumbre, que se dirige al mercado con un recipiente lleno de leche que espera vender a buen precio, mientras hace planes sobre en qué gastará las ganancias que aún no tiene el cántaro se rompe y con él también sus sueños.

5 Las fuentes del Eixample

La Font de la Tortuga, está en la plaça de Goya, junto a la ronda sant Antoni, es una de las más exquisitas de las que tenemos en l’Eixample. En ella vemos a dos rollizos y alegres niños de cabellos rizados que están de pie sobre una vieja tortuga que, pacientemente, les trasporta.

6 Las fuentes del Eixample

La Font del Negret o de la Palangana, está en la confluencia de Bruc con la Diagonal. Se trata de una fuente en la que aparece una niña y un niño negro que sostiene una palangana mientras la niña, con una esponja parece quererle limpiar la negritud de su piel. Se ha apuntado que esta escena, hoy rozando lo políticamente correcto, se inspira en una anécdota familiar o cercana al escultor, el negrito podría ser el hijo de un sirviente, uno adoptado por él o de un popular músico. Con el cambio de década siguieron los encargos aunque esta vez fue menor la cantidad. En 1921 se inauguran dos nuevas fuentes de dos escultores distintos.

7 Las fuentes del Eixample

La Font de la Caputxeta, obra de Josep Tenas, está hoy en Passeig de sant Joan, cerca del carrer Rosselló. Es una fuente con una enorme base sobre la que se sitúa la estatua que representa la protagonista del popular cuento de los hermanos Grimm que parece dialogar con el lobo.

8 Las fuentes del Eixample

La Font de la Sardana, ubicada en la plaça Tetuan y que hoy pasa desapercibida ante el monumento al Dr. Robert, fue realizada por el prolijo Frederic Marès. A diferencia de las anteriores es una fuente totalmente de piedra y es más simple, sobre la base de la fuente se levanta una pieza cuadrada en el centro del cual se sitúa un relieve en el que aparece un grupo de nueve figuras, cinco en un primer plano y el resto al fondo, que bailan la sardana. Esta obra se sitúa en un estilo totalmente opuesto a las anteriores, el realismo dejará pasó a un idealismo de tradición clásica, acorde con la estética del noucentismo.

9 Las fuentes del Eixample

En este mismo camino hay que situar la Font de l’Efeb, realizada en 1924 por el escultor Àngel Tarrach, situado en la confluencia del carrer Bailèn con Diagonal. La fuente, de nuevo de bronce, representa la figura de un joven en pie con una postura propia de las esculturas clásicas, con la pierna izquierda y el brazo derechos  erguidos y la pierna derecha ligeramente atrasada y su mano derecha sobre el hombro. La influencia clásica helena se aprecia también en la adopción del nombre de efebo para designar la escultura. Las dos últimas obras realizadas en este principio de siglo son de Frederic Marès y con ellas se abandona la figura humana ya que son dos los animales que se usan como elementos que decoran las fuentes

10 Las fuentes del Eixample

La Font del gall está hoy en la plaza que se sitúa en la confluencia del carrer Aragó con Avinguda de Roma, entre Casanovas y Villarroel, hoy empequeñecida por el monumento dedicado a Francisco de Goya. La fuente ha tenido diversos emplazamientos y sepenso para estar al lado opuesto del Eixample , cerca de Passeig de Sant Joan, como si recibiera la salida del sol y estuviera dispuesto a soltar su canto.

11 Las fuentes del Eixample

La Font de l’Ànec está instalada en la confluencia del carrer Enamorats con València. Tal vez con esta obra Marès pretendía ruralizar el Eixample como si de un viaje en el tiempo se tratara y se volviera a los tiempos en los que el eixample era la huerta de la ciudad. Estas 11 fuentes embellecen hoy l’Eixample con sus diferencias y sus curiosidades bien merecen un paseo.

Categoría: Historia | 5 diciembre, 2016
Redacción: Edu García
Tags:  Historia de Barcelona,

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Historia / 11 enero, 2017

Ciutat Vella: de vieja colonia romana a epicentro turístico

Un recorrido histórico por el distrito que estuvo bajo el poder de los romanos, los visigodos, de dos dinastías y hoy, en manos de los turistas

Historia / 13 diciembre, 2016

Rincones artísticos navideños en Barcelona

Si queremos recordar la Navidad cualquier momento del año hay, en Barcelona varias representaciones de los distintos episodios relacionados con el nacimiento de Jesús

Historia / 11 noviembre, 2016

EL NOMENCLÁTOR DEL FRANQUISMO

Con la llegada del Caudillo los nombres de las calles cambiaron una vez más aunque los criterios no siempre fueron los más idóneos

Historia / 11 noviembre, 2016

Arte público en la Barcelona Franquista

El régimen recuperó los monumentos destruidos durante la guerra, se deshizo de los recordaran el periodo anterior y creó nuevos que durarían la democracia