R t V f F I
ochiai kurimu

Descubre Kurimu, los helados oníricos de Ochiai

El maestro pastelero japonés inicia una nueva aventura de helados artesanales de tradición italiana e inspiración nipona.

Categoría: Gastronomia | 13 noviembre, 2019
Redacción: Álvaro García Montoliu

ochiai Descubre Kurimu, los helados oníricos de Ochiai

No nos hemos fumado algo, es que Kurimu es un sueño literal y figurado cumplido para Takashi Ochiai, el maestro pastelero que lleva desde principios de los años ochenta revolucionando el panorama dulce de Barcelona. Siempre en busca de nuevas propuestas para llevar siempre a la vanguardia la Pastisseria Ochiai, ahora han puesto en marcha esta heladería italiana basada en la alta cocina francesa y en la gastronomía japonesa a partir de una idea que se le apareció a Takashi en sueños.

La carta de Kurimu, que ha sido posible con la ayuda de la agencia Mattiello Veneto y el pastelero Andrea de Bellis (con experiencia en El Bulli, y ahora al mando de la romana Pasticceria de Bellis), se nutre de las creaciones que salieron del aula de cocina que Ochiai abrió en 2016. Lo hace sumando sabores, cremosidad y estética con un toque elegante pero desenfadado. Ubicado en Compte d’Urgell 116, Kurimu ofrece cremosos helados frescos, elaborados con productos de temporada y sabores para todos los gustos: desde los exóticos yuzu, jengibre o chocolate Guanaja, hasta los clásicos como el helado de té matcha. Hablamos con Takashi y Yuri Ochiai.

 

Kurimu ha sido descrito como un sueño literal de Takashi. Contandnos más sobre cómo surgió la idea.

En nuestra Pastelería ya elaborábamos helados sobretodo para restaurantes desde hace años pero nunca con la variedad y disponibilidad para nuestros clientes con la que queríamos. Una vez conseguido elaborar buenos mochis, croissants ganadores de premios y panettones deliciosos vimos la heladería como nuestro próximo reto: queríamos perfeccionar tanto en técnica como en variedad de sabores en nuestros helados.

 

Os nutrís de algunos de los productos más celebrados de la carta de Aula Ochiai. ¿Cuáles son las novedades y por qué ha existido la voluntad de darle un nuevo envoltorio en la forma de Kurimu?

Los helados Kurimu se presentan con un envoltorio e imagen diferentes ya que representan una nueva cara de los productos Ochiai. Un producto fresco, más desenfadado pero sin perder   la conexión con los sabores japoneses y por encima de todo, manteniendo la calidad en el trabajo y la materia prima que por la que se caracterizan los productos Ochiai.

kurimu Descubre Kurimu, los helados oníricos de Ochiai

¿De qué manera dialogan las gastronomías japonesas e italianas y el arte de crear dulces en Kurimu?

Siguiendo la manera más tradicional de elaborar el helado italiano pero añadiendo siempre un toque japonés tanto en la perfección de replicar el método italiano como en los sabores e ingredientes.

 

¿Cuál es exactamente el rol de Matiello Veneto y Andrea de Bellis?

Asesoría sin la cual no habríamos podido desarrollar la idea. Andrea ayudó con todo el proceso de elaboración de producto así como su presentación. Es un gran conocedor de la gastronomía japonesa.

 

Barcelona cuenta con heladerías de prestigio. ¿Qué diferencia Kurimu del resto?

Claramente, la apuesta por sabores de la gastronomía menos conocidos en heladería como umeboshi (ciruela encurtida), el wasabi, jengibre, kokutou (azúcar moreno de Okinawa), etc.

 

¿Creen que existe una buena cultura heladera en Barcelona o aún hay camino que recorrer?

El nivel de heladerías en Barcelona es alto aunque el consumo de helado en nuestra cultura continua siendo muy estacional, estamos preparados para intentar cambiarlo icon wink Descubre Kurimu, los helados oníricos de Ochiai

 

¿Cómo trabajáis el producto de temporada?

Los productos de temporada se trabajan estacionalmente para ofrecer productos como el croissat y el mochi del mes, pero en la heladería hemos apostado, de momento, por una carta fija que los clientes puedan encontrar a lo largo de todo el año.

 

Los helados están rodeados de tópicos, y uno de ellos es que la mejor época para tomarlos es el verano. ¿Por qué anunciar el proyecto en otoño?

Como comentábamos antes, con la intención de desestacionalizar el helado. Creemos que es un postre ideal para cualquier celebración en grupo tan válida como un buen pastel. Asimismo, hemos elaborado propuestas de helado en plato combinando nuestros productos estrella de Ochiai como el kastera o las trufas de té que sin duda, son igual de apetecibles en verano como en otoño.

 

Ochiai está siempre en constante expansión, un negocio que parece no haber dicho nunca su última palabra. ¿Qué podemos esperar en los próximos meses?

Mucho trabajo: seguir elaborando nuestros Panettones (ganadores del mejor Panettone de España 2018), nuestros mochis y croissants mensuales, nuestros cursos de formación así como la presentación en varios festivales como el Time to eat Fest (el 30 de noviembre) o el Fòrum Gastronòmic de Barcelona (18-20 de noviembre).

Categoría: Gastronomia | 13 noviembre, 2019
Redacción: Álvaro García Montoliu
Tags: 

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Gastronomia / 26 noviembre, 2019

Cinco ideas para regalos disponibles en All Those Market

El mercadillo celebra su quinta edición este fin de semana en los jardines del TNC.

Gastronomia / 22 noviembre, 2019

Estos son los mejores panes de Barcelona (según los expertos)

Panàtics ha publicado una lista con las mejores panaderías de España, y hay unas cuantas en la capital catalana.

Gastronomia / 28 octubre, 2019

Tienes una cita con el café de calidad en Independent Barcelona Coffee Festival

Este fin de semana celebra su cuarta edición con el objetivo de acercar el café de calidad al público general.

Gastronomia / 3 julio, 2019

Tres enfoques contemporáneos a la coctelería clásica con ginebra

Meaghan Dorman nos cuenta desde Seagram’s NY Hotel los secretos de algunas de las propuestas más populares de Dear Irving.