R t V f F I
Josep-Maria-Subirachs-paseo-de-gracia1 Josep-Maria-Subirachs-paseo-de-gracia2 Josep-Maria-Subirachs-paseo-de-gracia3 Josep-Maria-Subirachs-paseo-de-gracia4 Josep-Maria-Subirachs-paseo-de-gracia5

“El arte sin espectador no tiene razón de ser”

Josep Maria Subirachs (11 de Marzo 1927, 8 de Abril de 2014). Una larga enfermedad neurodegenerativa se ha llevado, en la noche del lunes, a este gran artista polifacético, una figura universal.

Categoría: Cultura | 9 abril, 2014
Redacción: Javier Pereda

Josep Maria Subirachs, nacido en  el barrio del Poble Nou, en el seno de una familia de clase obrera, realizó sus estudios de Bellas Artes en la Escuela Superior de Barcelona. En 1951 marchó becado a Paris y continuó su formación, de 1954 a 1956 en Bélgica, donde adquirió un conocimiento plural de las artes plásticas. Su primera etapa denota una influencia del “Novecentisme”, pero con un estilo personal más sencillo. Pronto evoluciona hacia el expresionismo, adentrándose poco a poco, a la abstracción y experimenta con toda clase de texturas y dando entrada a formas geométricas, tensiones, para a partir de 1965 volver a la figuración con referencias mitológicas y clasicistas.

Sus obras están presentes en muchas de las calles de su ciudad, nuestra ciudad, Barcelona.

En Paseo de Gracia, podemos admirar, el mural de hormigón policromado en el vestíbulo del metro Diagonal-Rambla de Cataluña L3,realizado en 1989 , que reproduce, de manera esterilizada, una perspectiva de Barcelona que va desde el puerto hasta la zona superior de la av Diagonal, refiriéndose al desarrollo urbanístico de la ciudad.

En plaza de Catalunya, el monumento a Francesc Macià, donde quiso representar la historia de Catalunya, con el símbolo de su escalera invertida y la necesidad de crecer como País, peldaño a peldaño.

En el cruce de Diagonal con Provenza el monumento a Narcís Monturiol,o los relieves destinados a la sede del Banco de Sabadell en Rambla de Catalunya.

Pero sin duda alguna será siempre recordado por  su “opera magna”, que es, la fachada de la Pasión del Templo de la Sagrada Familia de  Barcelona, un encargo al que dedicó casi 20 años de su vida, realizando más de un centenar de figuras esculpidas en piedra así como cuatro puertas de bronce.

Decía Subirachs, “El arte sin espectador no tiene razón de ser”, o “El arte debe ser para todo el mundo y, por lo tanto, lo mejor es que esté emplazado en espacios públicos. El artista tiene que querer comunicarse con el máximo de gente, sin que eso tenga que rebajar la calidad de la obra”. Y así lo hizo dejándonos disfrutar de sus obras  en muchas calles y espacios públicos.

Categoría: Cultura | 9 abril, 2014
Redacción: Javier Pereda
Tags:  arquitectura, Arte, barcelona, cultura, diseño, Josep Maria Subirachs, modernismo, Sagrada Família, Subirachs,

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Cultura / 14 diciembre, 2017

Luup Records monta su primera fiesta-concierto en BeGood

El sello barcelonés presentará las propuestas de PAVVLA, Cor Blanc, Museless y más.

Cultura / 13 diciembre, 2017

Phenomena preestrena la nueva película de “Mazinger Z”

La nueva entrega del popular anime se proyectará el 13 de diciembre en la sala barcelonesa antes de su estreno oficial.

Cultura / 13 diciembre, 2017

Blues solidario en Harlem Jazz Club

La sala barcelonesa ofrece un concierto benéfico de Mr. Shingles

Cultura / 12 diciembre, 2017

Las personas refugiadas y el diseño como herramienta de transformación social

Lara Costafreda ofrecerá el 13 de diciembre una conferencia como parte de la campaña Casa vostra, casa nostra.