R t V f F I
(1) (2) (4) (5) (6) (7) (8) (9) (10) picquenoseve3

MANUEL MALAGRIDA EMBELLECIÓ PASSEIG DE GRÀCIA

Si los tres edificios de la manzana de la discordia y la Pedrera no estuvieran en Passeig de Gràcia, la casa Manuel Malagrida sería la principal construcción.

Categoría: Historia | 3 septiembre, 2015
Redacción: Edu García

Si los tres edificios de la manzana de la discordia y la Pedrera no estuvieran en Passeig de Gràcia, la casa Manuel Malagrida, en el número 27, competiría con ventaja por ser la principal construcción del Passeig. Destaca por su terminación con una elevada cúpula afrancesada, el elemento más notable del edificio y el que le da carácter, acabada con una corona rematada por una veleta en forma de dragón, todo de hierro forjado.

1 MANUEL MALAGRIDA EMBELLECIÓ PASSEIG DE GRÀCIA

OLOT-BARCELONA-PARIS-ARGENTINA

Su propietario fue Manuel Malagrida i Fontanet, nacido en Olot el 20 de abril de 1864. Era miembro de una familia bien situada, su padre era el notario Ramón Malagrida. Manuel era el tercero de los cuatro hijos nacidos del primer matrimonio. Con 16 años, en 1880, Manuel se instala en Barcelona, trabaja de dependiente en la ferretería Jaume Andreu. El notario Ramón ruega al propietario que tenga ocupado a su hijo en la tienda “ a fin de que salga instruido y honrado”. Siete años más tarde, en 1887, dirige sus pasos a Paris, aunque poco sabe de francés se establece como comisionista y acompaña a los industriales españoles que visitan la exposición de 1889. Como no ve demasiado claro su futuro en la capital francesa, como muchos otros jóvenes de su generación, decide apuntarse a la aventura. Se embarca hacia Argentina donde se había iniciado “la gran emigración” que llevaría a ocupar la zona central del país. Con más problemas de los deseados, se instala en Córdoba donde trabaja de dependiente y después marcha a buenos Aires donde trabaja en una fábrica de tabaco. En 1892 funda su propia tabaquera y en 1895 la fábrica La Invencible a la que sigue una segunda, El Telégrafo. El negocio prospera y su fortuna crece. En su publicidad se decía que fabricaban 30 millones de cigarros mensuales.

2 MANUEL MALAGRIDA EMBELLECIÓ PASSEIG DE GRÀCIA

Se introdujo en la alta sociedad bonaerense. Celebró fiestas extraordinarias y abrió un popular y moderno salón cinematográfico. Era un hombre clave en los negocios que se hacían en Argentina. Viajaba a menudo a España y se reunía con los políticos del momento. Además de estar bien conectado, como industrial y comerciante supo usar un elemento clave para conseguir una mejor imagen de su producto: la publicidad. Con sorteos a sus clientes, con el patrocinio de importantes actos y con las colecciones de cromos de sus paquetes se ganó al público. Tuvo ideas disparatadas como la que los paquetes de cigarrillos llevaran poemas escritos y hacer volar un dirigible con forma de cigarro sobre Buenos Aires. Puso en marcha un ruidoso carruaje-bombo por las calles de la capital y lo transportó en ferrocarril. Usó el carruaje-cañón que disparaba publicidad, como los uniformes de los soldados del artilugio eran muy similares a los oficiales tuvo lugar una polémica que benefició a Malagrida.  Queriendo dar publicidad a su producto, Cigarrillos París, tiene la acertada idea de convocar dos concursos de carteles: el primero en 1900, de ámbito argentino, y el segundo en 1901, de carácter internacional muy bien remunerado.  Participaron entre otros Ramon Casas, Alphonse Mucha, Xavier Gosé o Laureà Barrau. Los 46 originales fueron donados al museu d’Olot por el industrial.

Descarrega el catàleg de la col·lecció de cartells Cigarrillos París

picquenoseve3 MANUEL MALAGRIDA EMBELLECIÓ PASSEIG DE GRÀCIA

CASA EN PASSEIG DE GRÀCIA

El negocio de Malagriga prospera, se deshace de su empresa y hace buena inversiones. Con 39 años decide sentar cabeza. El 8 de octubre de 1903, en la capilla del Palacio Episcopal, se casa con Teresa Pons i Pulles, una joven de 19 años, de familia catalana nacida en Argentina. El día de la boda, 70 carruajes acompañaron a la pareja hasta el Hotel Colón para degustar el copioso y lujoso menú de bodas. Maladriga cada vez está menos en Argentina (en 1910 hace su último viaje) y decide establecerse definitivamente en Barcelona. Es un personaje clave en la vida cultural de la ciudad, amigo y promotor de artistas. En 1908, en pleno Passeig de Gràcia, encarga la que ha de ser su residencia al maestro de obras Joaquim Codina i Matalí quien se había formado con Elies Rogent en la Universidad y trabajó en Sabadell y Montserrat. La Casa Malagrida es la obra más destacada de Codina. Combina la piedra, el mármol (en el vestíbulo, tras la puerta) y el hierro (se conserva la reja de hierro tras la puerta).

4 MANUEL MALAGRIDA EMBELLECIÓ PASSEIG DE GRÀCIA

Aunque a veces se la denomina Palau Codina, ya que potencia el piso principal sobre todo con una gran balconada central abalaustrada y dos tribunas de la fachada y está rematado con cúpula y corona, se trata de una casa de vecinos, con establecimientos comerciales en la planta baja y  cuatro plantas, el principal para su propietario y la última cerrando la mansarda. La fachada de la casa es magnífica, está dispuesta en los clásicos tres niveles: a) abajo, la planta baja, formada por cinco grandes arcos rebajados, b) en medio, la zona central, más ancha, constituida por tres plantas piso, con el piso principal especialmente desarrollado con un amplio balcón con balaustrada, flanqueado por sendas tribunas sobre las que se apoyan los balcones de hierro forjado del segundo piso, y el tercero, con cuatro balcones con base de piedra y barandas de hierro; y c) finalmente, el coronamiento con la mansarda, donde se sitúa el cuarto piso, y la esbelta cúpula.

Mención especial merece la decoración escultórica en el que se combinan elementos florales y vegetales junto con imágenes simbólicas del propietario, su actividad y las naciones donde se desarrolló ésta. Hay que fijarse en las esculturas de Pere Ricart quien trabajaría también en las esculturas del cine Coliseum.

5 MANUEL MALAGRIDA EMBELLECIÓ PASSEIG DE GRÀCIA

En la planta baja, sobre la puerta, por encima de las columnas triples de esbeltos capiteles vegetales, se sitúan los símbolos del viejo y del nuevo continente: el cóndor andino y el águila pirenaica.

6 MANUEL MALAGRIDA EMBELLECIÓ PASSEIG DE GRÀCIA

En los extremos, aparecen dos retratos enmarcados por coronas de laurel enlazadas, a un lado está el de Colón y, al otro, el del general Mitre, presidente de Argentina entre 1862 y 1868.

7 MANUEL MALAGRIDA EMBELLECIÓ PASSEIG DE GRÀCIA

En el piso principal, sobre el balcón central destaca la figura de Hermes o Mercurio, joven y bello. La cabeza del mensajero de los dioses y protector del comercio, asoma sobre una frondosa vegetación y se distingue por su casco alado que usaba para realizar su trabajo de mensajero y que, con el bastón con dos serpientes enroscadas (el caduceo), constituye uno de los símbolos presente en muchos de los edificios barceloneses.

8 MANUEL MALAGRIDA EMBELLECIÓ PASSEIG DE GRÀCIA

Coronando cada una de las tribunas laterales de este piso aparecen representadas las patrias natal y comercial del propietario, a un lado está España con la corona murada, y al otro,  R. Argentina, con el gorro frigio.

Como curiosidad, sabemos que la casa de Manuel Malagrida ofrecía un banquete a los oficiales de las fragatas argentinas que fondeaban en el puerto de Barcelona. También se sabe por notas de la prensa de 1927 que ante la llegada del dirigible Zeppelin que sobrevolaría a la ciudad se lanzaron desde el aparato dos sacas de correos y que una de ellas quedó colgada del tejado de la casa Malagrida.

EN OLOT

9 MANUEL MALAGRIDA EMBELLECIÓ PASSEIG DE GRÀCIA

Aunque vivía en Barcelona y pasaba temporadas en la casa de la familia de su mujer en Premià de Mar, Manuel Malagrida no se olvidó su ciudad natal. Allí continuó siendo un gran animador cultural, organizaba conciertos y fiestas. Como mecenas, a partir de 1916 fue el impulsor de un plan de ampliación de la capital de la Garrotxa: el Pla dels llacs o Eixample Malagrida, situado en una zona de humedales al SO de la ciudad y concebido como una ciudad jardín a la inglesa, pionero en el país, con un conjunto de imponentes edificios rodeados de jardines en el que participaron Joan Roca i Pinet y Josep Esteve. Allí también dejó clara su voluntad de rendir homenaje tanto a España como América, llamó Pont Colom al que cruza el rio Fluvià e hizo bautizar con nombres de provincias españolas y países americanos a las nuevas vías del barrio que tiene una configuración radial con la plaça d’Espanya en el centro. El 26 de octubre de 1927, Maladriga invitó al rey Alfonso para que lo inaugurara, dicen que el rey le quiso obsequiarle con el título de marqués d’Olot, pero Malagrida rehusó tal honor. En 1920 encargó a Bonaventura Bassegoda su espléndida mansión (hoy albergue). Hizo más por Olot, generosamente cedió unos terrenos para la construcción de una biblioteca (desaparecida) y un grupo escolar que aún lleva su nombre. Fue también clave en la instalación del teléfono en la ciudad. Por todo eso no es de extrañar pues que fuera nombrado Hijo Predilecto y su retrato cuelgue de la Galería dels Olotins Il·lustres. 

DESCANSE EN PAZ

Maladriga murió en Barcelona el 15 de mayo de 1946 y está enterrado en el Cementiri de Montjuïc, la escultura que culmina la tumba es obra de Eduard B. Alentorn.

10 MANUEL MALAGRIDA EMBELLECIÓ PASSEIG DE GRÀCIA

Categoría: Historia | 3 septiembre, 2015
Redacción: Edu García
Tags: 

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Historia / 12 diciembre, 2017

De viaje (por el tiempo) a la Generalitat histórica (1359-1714)

Edu García se remonta hasta los orígenes de la institución en un especial en dos entregas que se completará la semana próxima.

Historia / 7 noviembre, 2017

El Pabellón de la República de la Vall d’Hebron

Alejado del centro de la ciudad se levanta una copia fiel del que España presentó a l’Exposition internationale des arts et techniques dans la vie moderne en 1937.

Historia / 4 octubre, 2017

Recordando el Drugstore de Paseo de Gracia, 24 horas al servicio de Barcelona

Edu García nos lleva de viaje hasta los años 60, cuando abrió en Barcelona este mítico establecimiento 24 horas.

Historia / 8 septiembre, 2017

Un recorrido por los barrios de Horta-Guinardó

Edu García nos lleva de paseo por los 11 barrios de este distrito con solera.