R t V f F I
(1) (2) (3) (4) (5) (6) (7) (8) (8) (9) (10) (11) (12)

Santa María del Mar… antes de “La Catedral del Mar”

Edu García repasa la historia de uno de los edificios más emblemáticos de Barcelona con motivo del estreno en TV3 de esta serie.

Categoría: Historia | 5 septiembre, 2018
Redacción

1 Santa María del Mar... antes de La Catedral del Mar

Con estas palabras, el escritor Ildefonso Falcones nos cuenta como los protagonistas de su libro descubren la iglesia de Santa Maria del Mar, la joya de la Ribera.

<<—Esto no es una catedral —oyeron a sus espaldas. Arnau y Joanet se miraron y sonrieron. Se volvieron e interrogaron con la mirada a un hombre fuerte y sudoroso cargado con una enorme piedra a sus espaldas. ¿Y qué es?, parecía decirle Joanet sonriendo—. La catedral la pagan los nobles y la ciudad; sin embargo esta iglesia, que será más importante y más bella que la catedral, la paga y la construye el pueblo.

—Si no es una catedral —intervino Arnau señalando las altas columnas ochavadas—, ¿qué es?

—Esta es la nueva iglesia que está levantando el barrio de la Ribera en agradecimiento y devoción a Nuestra Señora, la Virgen…>>

2 Santa María del Mar... antes de La Catedral del Mar

Santa María del Mar no es la primera iglesia construida en la zona dedicada a la virgen del mar. Se supone que en sus inicios fue una pequeña capilla vinculada a un cementerio, donde fue sepultada la mártir santa Eulalia, que pronto sería sustituida, siguiendo las modas y las necesidades, por una construcción románica. Al llegar el siglo XIV, en 1329, se decidió transformar la pequeña iglesia en una gran construcción siguiendo el nuevo estilo gótico que dominaba entonces en toda Europa.

Dos lápidas situadas a ambos lados de la puerta que se abre en la fachada lateral situada en el Fossar de les Moreres recuerdan el importante acontecimiento, en la que está a la derecha, puede leerse, en catalán:

 

3 Santa María del Mar... antes de La Catedral del Mar

 

EN NOM DE LA TRINITAT A HO
NOR DE MADONA SCA. M. FOU COMEN
ÇADA L’OBRA D’AQUESTA ESGLESIA
LO DIA DE SCA. M. MARS DE L’ANY
MCCCXXIX REGNANT NANFÓS PER LA
GRA DE DEU REY D’ARAGÓ Q CONQUES
LO REGNE DE CERDENYA

(En nombre de la Trinidad y en honor de madona santa María, fue iniciada la obra de esta iglesia el dia de santa María de marzo del año 1329, reinando Alfonso, por la gracia de Dios, rey de Aragón, que conquistó el reino de Cerdeña)

 

Las obras se hicieron con una extraordinaria rapidez, los habitantes del barrio, el más activo de la ciudad, colaborarían en hacer posible que en 1384 fuese consagrada, tan sólo 55 años después de ser iniciada. Los ricos mercaderes aportarían el dinero necesario y los artesanos la fuerza de sus brazos. El papel más destacado lo tuvieron los massips de Ribera o bastaixos de capçana, los encargados de transportar las mercancías dentro de la ciudad, desde los barcos, parados ante la playa de la ciudad, hasta las casas de los ricos comerciantes, ubicadas en su mayor parte en la calle Montcada y viceversa que se encargaron de traer todas y cada una de las piedras con las que se construyó la iglesia desde las canteras de Montjuïc. Cuando no había barcos que cargar o descargar trabajaban en honor a la virgen de lmar. Su actividad, uno de los principales hilos del libro de Ildefonso Falcones, les supuso el reconocimiento en la época. Su trabajo ha quedado inmortalizado en los dos capiteles situados a ambos extremos de la columnata adosada a la fachada principal y también en dos bronces sobre cada una de las hojas de la puerta.

 

4 Santa María del Mar... antes de La Catedral del Mar

 

Aunque fueron los bastaixos los que hicieron posible que se levantara la iglesia, el diseño general fue del maestro de casas Berenguer de Montagut que también realizaría por esas fechas la Seu de Manresa donde se documenta que trabaja “bien, leal, fiel y diligentemente, según facultad y ciencia a utilidad nuestra y de la obra citada”. Colaboró con él Ramon Despuig, posiblemente más centrado en la parte decorativa.

Es un edificio de tres naves, la central de 32 m y las dos laterales de 27, cubierta con bóvedas de ojiva que se asientan en 16 columnas octogonales (ocho en las naves y otras tantas alrededor del presbiterio) y con 34 capillas perimetrales  abiertas entre los contrafuertes. El acceso de los fieles al interior se hace a través de 4 puertas abiertas en las cuatro paredes. La posterior, abierta al ábside está desviada del eje ya que allí se abre la sacristía.

 

5 Santa María del Mar... antes de La Catedral del Mar

 

Todo el conjunto destaca por el equilibrio de sus formas, mediante un juego de relaciones numéricas conseguido a base de la organización tanto en planta como en alzado del conjunto en base a la repetición de un módulo que es la superficie de cada una de las capillas laterales. En planta, las capillas laterales doblan el módulo, mientras  que la nave central la cuadriplica. En alzado las alturas con similares a la anchura con lo que, vista de frente, la iglesia se puede decir que es casi un gran cuadrado.

 

6 Santa María del Mar... antes de La Catedral del Mar

 

Exteriormente destaca por sus estilizados campanarios, dos torres octogonales de tres cuerpos, situadas en las esquinas de la fachada principal y que con 42 metros de altura permitirían la visión de la iglesia desde el mar aunque, por su delgadez, no debían ser muy útiles para su función como campanarios.

 

7 Santa María del Mar... antes de La Catedral del Mar

 

La simplicidad del exterior contrastaba con la riqueza del interior. La iglesia gótica, iluminada por vitrales de colores, el más destacado el rosetón de la fachada, vio como con el paso de los siglos se iba embelleciendo  con ricos retablos barrocos en cada una de las capillas propiedad de las diversas cofradías y de las nobles familias de comerciantes.

 

8 Santa María del Mar... antes de La Catedral del Mar

 

Debió ser impresionante la visión del altar mayor con su rica decoración barroca y donde se situaba la sillería del coro.

 

9 Santa María del Mar... antes de La Catedral del Mar

 

En un lateral, situado sobre un sólido arco de medio punto, destacaba un impresionante órgano destinado a las celebraciones litúrgicas.

 

10 Santa María del Mar... antes de La Catedral del Mar 

Enfrente se abría una galería cerrada a la que llegaba un pasadizo sobre la calle procedente del Pla de Palau y desde donde los monarcas asistían a misa sin ser molestados.

 

11 Santa María del Mar... antes de La Catedral del Mar

 

El interior no es el mismo desde que en tiempos de la guerra civil la iglesia fue asaltada e incendiada. Santa María del Mar estuvo 11 días quemando, todos sus retablos ardieron, los vitrales reventaron, apenas quedaron en pie los muros. Una auténtica lástima que expresó con gran pena el escultor y coleccionista Frederic Marès que escribió en sus memorias:

 

<<Me marcho corriendo hacia el barrio de la Ribera; al entrar en la calle Platería, ya veo las llamas que salen por el rosetón central y de sus campanarios, convertidos en chimenea, los penachos de humo (…)

Mirones, muchos mirones contemplan el espectáculo, frente a la puerta del Borne. Algunos, los menos, cada vez que se saca una imagen para arrojarla al fuego, esclatan en una ostentosa risotada histérica, acompañada de un palmoteo estúpido. Los más, silenciosos, humillados, despavoridos de terror, impávidos ante tanto sacrilegio, parece como si estuvieran presentes en un velatorio de difuntos.

(…)

La obra de desagravio de restauración del templo del barrio de la Ribera, iba a  dar comienzo: era el 20 de julio de 1938, o sea, dos años después, exactos de su profanación e incendio.

La Generalitat votó una cantidad para empezar las obras de limpieza, desescombro y adecentamiento, y estaba dispuesta a dar cuantas facilidades se creyera conveniente.

Al día siguiente (…) hicimos la primera visita de reconocimiento del templo. Y en plena visita las sirenas dan la señal de alarma, de bombardeo. ¡Bien empezamos, me dije!

Nuestra primera impresión no podía ser más desoladora, ni más deprimente. No quedaban rastro de los 34 altares laterales. Todo había quedado reducido a cenizas. Las tumbas del subsuelo de la iglesia, en número de más de cien, profanadas; los sarcófagos de algunas capillas, destruidos; las lápidas picoteadas bárbaramente. ¡Oh, la manía de los tesoros ocultos!

El fuego que invadiera el templo debió de ser pavoroso, terrible, por cuanto las llamas alcanzaron los puntos más altos de la bóveda, las claves, los aristones de las ojivas, las columnas, frisos y capiteles; por todos lados huellas indelebles del fuego implacable. La piedra de Montjuïc de gran resistencia a través de los años, tiene su punto débil en el fuego que la hace estallar como si hubiese recibido el disparo de una bala.

Gran parte de la nave central del templo se hallaba llena de montones de escombros: restos de madera chamuscados y ceniza del órgano, tribuna real y sitiales del coro quemados, y por todo su derredor más montones de desperdicios como latas de conservas, botellas, cacerolas y platos rotos, papeles grasientos, estropajos, en fin, los objetos más inmundos se encontraban allí; la abundancia de excremento humano, hacía suponer que aquello había sido refugio de gente nómada, desarraigada.

El espectáculo no podía ser más desolador y decepcionante para quienes conocíamos la historia del templo, su grandeza pretérita

…Pensar que el templo fue construido con la aportación voluntaria del pueblo. Que todos los ciudadanos, de todos los estamentos y oficios, aportaron sus horas extraordinarias: los faquines bajaron los bloques de piedra de Montjuïc que cediera Pedro el Ceremonioso de sus canteras; los albañiles, picapedreros, carpinteros, herreros, unos con su trabajo, otros con su óbolo, todo el barrio de la Ribera, al unísono, construía la fábrica del templo, a la mayor gloria de la Virgen del mar.

Siglos después, quienes se decían defensores del pueblo, incendiaban y destruían la obra que, piedra a piedra, había levantado la fe del pueblo. >>

 

12 Santa María del Mar... antes de La Catedral del Mar

Categoría: Historia | 5 septiembre, 2018
Redacción
Tags: 

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Historia / 6 julio, 2018

Una historia de Sant Martí dels Provençals

Edu García nos lleva de paseo por los distintos distritos de este barrio industrial.

Historia / 13 junio, 2018

Recordando el Gran Price

Con motivo de Gran Price Vinyl Fest, una feria dedicada al vinilo que tendrá lugar el 16 y 17 de junio en el Espai Calabria 66 como homenaje a esta desaparecida sala recordamos su historia.

Historia / 17 mayo, 2018

Una historia del Palau de la Generalitat

El pleno de investidura de hoy nos sirve de excusa para trazar un recorrido histórico por este emblema del Gòtic.

Historia / 8 mayo, 2018

Sant Andreu, el distrito y los barrios

Edu García nos lleva de paseo histórico por este distrito amplio e industrial.