R t V f F I
(1) (2) (3) (4) (5) (6) (7) (8) (9) (10)

Joan Salvat Papasseit, un hombre entusiasta

La vida de Joan Salvat-Papasseit está marcada por la brevedad ya que sólo vivió 30 años, por una gran intensidad vital y creativa.

Categoría: Historia | 7 junio, 2016
Redacción: Edu García

La vida de Joan Salvat-Papasseit está marcada por la brevedad ya que sólo vivió 30 años, por una gran intensidad vital y creativa, fue un escritor revolucionario comprometido con la causa obrera, promotor de revistas literarias y publicó seis libros de poemas, y finalmente por la fatalidad, ya que murió a causa de una grave enfermedad.

1 Joan Salvat Papasseit, un hombre entusiasta

UNA DURA INFANCIA
Nace el 16 de mayo de 1894 en una casa situada en el chaflán de las calles Urgell y Consell de Cent donde, desde el 2013, una placa recuerda el acontecimiento.

2 Joan Salvat Papasseit, un hombre entusiasta

Cinco días después, el 21 de mayo, lo bautizaban en la iglesia de Santa Madrona de la calle Tapioles, en el Poble Sec.

Con tan sólo 7 años, la desgracia se cierne sobre la familia, su padre, que trabaja de fogonero en un barco de la Compañía Transatlántica, fallece en un accidente en alta mar y Elvira, su madre, con escasos recursos, decide enviarle junto a su hermano menor, Miquel, al Asilo Naval Español, una institución benéfica que acogía a unos los niños huérfanos del mar. La institución estaba situada en una vieja corbeta del ejército, la corbeta Tornado, anclada en el puerto. Allí educarían al pequeño Joan en la disciplina, el patriotismo y el catecismo a la vez que se familiariza con el puerto y el mar, con el faro, las gaviotas y las sirenas de los barcos que estarán presentes en sus posteriores poemas.

3 Joan Salvat Papasseit, un hombre entusiasta

JUVENTUD  REBELDE
En 1906, con 12 años, abandona la institución para ponerse a trabajar. Los trabajos que realiza no le satisfacen, están mal remunerados y la exigencia es grande. Estas primeras experiencias laborales le llevarán a identificarse con una ideología política vinculada al obrerismo de izquierdas. Salvat será mozo de un tendero, ayudante en una tipografía, ayudante de tallista en un taller de escultura y también vigilante nocturno en el puerto. En principio se siente atraído por la escultura y se matricula en la escuela de la Llotja, aunque lo que allí le enseñan no satisface sus expectativas y abandona las clases. En cambio irrumpe una vocación que será crucial: la lectura. Su familia se instala en la calle Gignàs y cerca, junto a la Rambla, encuentra una fuente para saciar su sed de cultura: los puestos de libros de la calle santa Madrona.

4 Joan Salvat Papasseit, un hombre entusiasta

Entre los puestos de libros, con apenas 15 años, entra en contacto con los que serán sus grandes amigos Emili Aroles, Joan Alavedra y los hermanos Enric y Antoni Palau, hijos del propietario de una librería en la calle sant Pau, donde el joven Salvat también se nutre de libros. Con ellos se introduce en la lectura y con ellos entra en el Ateneu Enciclopèdic Popular, institución cultural  fundada en 1902, situada en la calle del Carme y que ha sido definida como una mezcla de escuela, tribuna pública, centro de recreo y biblioteca.

5 Joan Salvat Papasseit, un hombre entusiasta

El espíritu rebelde de Salvat se está forjando. En el Ateneu Enciclopèdic Popular devora los libros que puede, empieza a realizar el trabajo de bibliotecario y más tarde será el secretario de la entidad. Acude a las diversas conferencias que se organizan periódicamente, asiste a representaciones de teatro, acude a los cursos que se organizan, a las salidas que se programan y sigue ampliando su círculo de amistades. Participa en el Grup Antiflamenquista pro Cultura con el que realiza actos de propaganda anti-taurina a la entrada de la plaza de toros de las Arenas.

En ese momento, un joven Salvat de apenas 18 años, conoce a Carmen Eleuterio, la que será su esposa en un bautizo al que es invitado por su amigo. Ella vive en la Barceloneta y a partir de ese momento el barrio marinero de la ciudad será el espacio donde pasará sus ratos libres, paseando por la playa, en compañía de su novia. Y la familia Salvat Papasseit se trasladará allí, al número 17 de la calle Sant Miquel.

ESCRITOR REVOLUCIONARIO
Enamorado, enriquecido con sus lecturas, Salvat será un espíritu rebelde que se nutre tanto del cristianismo, que considera a Jesús un rebelde que expulsa a los mercaderes del templo, como del socialismo, movimiento al que se adhiere, y del anarquismo, por lo que tiene de anhelo de libertad y regeneración. Sus ideas le llevan a colaborar con revistas comprometidas. Se estrena como escritor con 20 años en la revista Los Miserables, subtitulada el eco de los que sufren hambre y sed de justicia. La plana mayor de sus redactores se reúnen en el Bar del Centro, en las Ramblas, situado delante de la calle Ferran y que era punto neurálgico de reunión de intelectuales, toreros y artistas varios, gente de la que se decía no se sabe cómo y de qué vivían. Poco más tarde Salvat verá publicados sus artículos en las revistas socialistas Justícia Social, de Reus, y el Sabadell Federal, de marcado carácter republicano. Con sus escritos, dice quiere incendiar la vida con palabras rebeldes. Su admiración por el escritor ruso Maximo Gorkin, hará que firme sus primeros artículos con el seudónimo de Gorkiano. Sus escritos políticos están reunidos en 1918 en el volumen Humo de fábrica. Sus ideas son simples y rotundas, habla claro y alto. Se rebela contra la guerra mundial y las injusticas sociales y apuesta por la paz y la cultura. Sus enemigos son la burguesía, los dirigentes políticos y el orden establecido y defiende a los obreros y a los insurgentes. No cobra nada por sus escritos ya que, ni él ni los otros colaboradores, se consideran profesionales sino revolucionarios y lo suyo es un deber más que un trabajo. Y este deber revolucionario los lleva a la cárcel, como los otros colaboradores Los miserables Salvat fue condenado, en 1916, a dos meses y un día por “delito de exaltación a la sedición”. Ésta y las otras persecuciones de los colaboradores provocarían en poco tiempo el cierre primero de Los miserables y después Sabadell Federal, las revistas en las que colabora.

POETA DE VANGUARDIA
Ante las dificultades por publicar textos políticos, Salvat empieza a escribir poemas en los que habla del puerto, de las mujeres, de la Barcelona popular. Un cambio que coincide además con un cambio laboral. Por consejo de Eugeni d’Ors Salvat va a visitar a Santiago Segura, propietario de El Faianç Català, posteriormente Las Galeries Laietanes y le da trabajo donde trabaja en la sección de librería. Segura había empezado con un negocio de de venta de cerámicas en Rambla Catalunya con la Gran Via y pronto se trasladará a la Gran Via 615 ampliando su catálogo de objetos a la venta. Con el tiempo, Las Galeries Laietanes serán en una de las galerías más importantes de la ciudad.

6 Joan Salvat Papasseit, un hombre entusiasta

Allí Salvat se siente como pez en el agua, además de gustarle su trabajo, su puesto le permite por un lado devorar todas las publicaciones del momento que tiene a la venta y, a la vez, entablar contacto con los más importantes intelectuales del momento que vienen a comprar las revistas que Salvat tiene en la librería o a ver las exposiciones. Entre las relaciones de Salvat en este momento no falta nadie.

Como hombre de iniciativa que es Salvat promueve la publicación de la revista literaria: Un enemic del poble que se financia con las aportaciones de voluntarios y de que la que se publican 15 números. A la revista le siguen Arc Voltaic i Proa.

7 Joan Salvat Papasseit, un hombre entusiasta

Será su contacto con los intelectuales del momento y sus largas y acaloradas charlas ponen a Salvat en contacto con las vanguardias artísticas del momento, principalmente con el futurismo y con el dadaísmo de la mano de los artistas Joaquim Torres-García y Rafael Barradas. Él que era un escritor revolucionario encuentra en el lenguaje artístico vanguardista lo mismo que las ideas revolucionarias en su forma de pensar. Se familiariza con las vanguardias y con ellas se introduce definitivamente en el campo de la poesía. Entre 1919 y 1924 publicación seis libros. Sin duda escribiendo se siente más cerca de la libertad que nunca. Abandona su seudómino Gorkiano y firma sus libros con su nombre y sus dos apellidos. Otro cambio es que escribe exclusivamente en catalán y es que su posicionamiento a favor del catalanismo. En sus poemas Salvat rompe los versos, elimina las puntuaciones y deja espacios en blanco entre las palabras. Juega con el vocabulario y  con las tipografías. Como si de un arte en movimiento se tratara hace uso de los caligramas y sus poemas no sólo interesan por su contenido sino también la forma como éste se expresa.

Podemos acercarnos a su poesía con un click.

Poemes en ondes hertzianes (1919)

L’irradiador del Port i les gavines (1921)

Les conspiracions (1922)

La gesta dels estels (1922)

El poema de La rosa als llavis (1923)

La meva amiga com un vaixell blanc (1924)

Óssa Menor (1925, edició pòstuma)

LA FATALIDAD
La tranquilidad que le proporciona su trabajo en las Galeries Laietanes y su descubrimiento de la revolución artística que le colma sus inquietudes intelectuales llevan a Salvat a casarse por fin con Carme Eleuterio el 7 julio de 1918 en Sant Miquel del Port, la parroquia del barrio de la Barceloneta. Pronto nacen sus dos hijas Salomè y Núria. Pero la fatalidad se cierne sobre el entusiasta artista que se verá aquejado por una gripe que rápidamente desemboca en una tuberculosis. Cada vez con una salud más quebradiza, recae varias veces de su enfermedad y es entonces cuando se aleja de la humedad del barrio de la Barceloneta y se instala durante temporadas intermitentes en Sant Just Desvern, en Matadepera, en el sanatorio de Fuenfría en Cercedilla (Madrid), en los Pirineos, en Arlès o en la calle Can Pujolet en el actual distrito de Horta-Guinardó. Mientras la familia se instala en la casa de Carmen en el número 11 de la calle Giné i Partagàs. No consigue mejorar su salud y finalmente la muerte le visita el 7 de agosto de 1924 en un piso de la calle Argenteria. Una emotiva placa lo recuerda.

8 Joan Salvat Papasseit, un hombre entusiasta

Además de las dos placas para recordar su nacimiento y su muerte, Barcelona recuerda al poeta con dos monumentos.

El primero es una de las dos esculturas que el escultor luxemburgués Robert Kries situó en el moll de la fusta cuando este fue transformado pocos años antes de las olimpiadas. Un personaje de pie representa al poeta y en la parte posterior de la base podemos leer uno de los poemas más populares de Salvat, en el que nos cuenta que guardaba la madera en el puerto.

9 Joan Salvat Papasseit, un hombre entusiasta

El segundo es la decoración de una pared medianera del edificio donde el passeig del Born da paso al carrer del Rec. Fue en el verano del 2004, coincidiendo con el Fòrum de las Cultures, cuando en Barcelona se llevó a cabo en el mapapoètic, una serie de actos desarrollados a lo largo de 26 días y en el que se realizaron acciones poéticas. Muchas de ellas tuvieron un carácter efímero pero aquí se ubicó este caligrama del poeta en el que parece que las letras se conviertan en hormigas que andan en fila.

10 Joan Salvat Papasseit, un hombre entusiasta

Salvat Papasseit fue un tipo entusiasta y auténtico que dejó clara su motivación “no he escrito nunca sin mojar la pluma en el corazón, abierto de par en par. Amo el arte y los artistas y las obras inútiles de los artistas. Aspiro a una obra inútil que consuele a los hombres”.

(La información de este texto y todo lo que se puede saber sobre el poeta está en el libro de Ferran Aisa y Mei Vidal; Joan Salvat Papasseit, 1894-1924 de la Editorial Base en 2010).

Categoría: Historia | 7 junio, 2016
Redacción: Edu García
Tags:  Joan Salvat Papasseit,

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Historia / 4 octubre, 2017

Recordando el Drugstore de Paseo de Gracia, 24 horas al servicio de Barcelona

Edu García nos lleva de viaje hasta los años 60, cuando abrió en Barcelona este mítico establecimiento 24 horas.

Historia / 8 septiembre, 2017

Un recorrido por los barrios de Horta-Guinardó

Edu García nos lleva de paseo por los 11 barrios de este distrito con solera.

Historia / 4 julio, 2017

Un recorrido por los distintos barrios de Gràcia

Edu García nos lleva de paseo por La Vila de Gràcia, El Camp d’en Grassot i Gràcia nova, La Salut, El Coll y Vallcarca i Penitents.

Historia / 27 junio, 2017

60 años del SEAT 600

Celebramos que el icónico utilitario cumple 60 años desde que el primer modelo salió de la fábrica de Zona Franca con un repaso gráfico.