R t V f F I
los-campos-eliseos-de-barcelona-historia-2 los-campos-eliseos-de-barcelona-historia-3 los-campos-eliseos-de-barcelona-historia-5 los-campos-eliseos-de-barcelona-historia-6 los-campos-eliseos-de-barcelona-historia-7 los-campos-eliseos-de-barcelona-historia-1

El pasaje de los Campos Elíseos de Barcelona

Los Campos Elíseos eran el lugar agradable, comparable al paraíso cristiano, donde todos aspiraban a llegar. Un jardín de verano, con teatro y atracciones.

Categoría: Historia | 10 junio, 2014
Redacción: Edu García

La expresión Campos Elíseos derivan del griego, “elísia pedia”; elisia tiene dos posibles significados golpeado por un rayo o cañaveral y pedia, campos. Para los clásicos, los Campos Elíseos eran la parte paradisiaca del inframundo, donde plácidamente pasaban una eternidad dichosa y feliz la almas de los muertos que en vida habían sido virtuosos y heroicos a diferencia del Tártaro (el abismo) donde estaban los que se habían portado incorrectamente y que por ese motivo estaban sometidos a torturas eternas. Los Campos Elíseos eran el lugar agradable, comparable al paraíso cristiano, donde todos aspiraban a llegar. Con el nombre de Campos Elíseos lo primero que nos viene a la cabeza es París. Allí se nos aparece inmensa, con sus 1910 metros, la avenue des Champs Elyssees. Barcelona también tiene su vía, pero cuesta encontrar nuestro passatge dels Camps Elisis. Es uno de los muchos passatges de l’Eixample que se esconden entre las principales calles que cruzan el Eixample. Nuestro passatge se sitúa, paralelo a Passeig de Gràcia, entre Mallorca y València.

 los campos eliseos de barcelona historia 7 El pasaje de los Campos Elíseos de Barcelona 

El nombre lo lleva en recuerdo de un jardín de verano, con teatro y parque de atracciones, que se ubicarían, con otros espacios similares, a lo largo de Passeig de Gràcia a mitad del siglo XIX. El camino que unía Barcelona y Gracia era un lugar de distracción para los ciudadanos que buscaban huir del aire irrespirable del interior ciudad amurallada. La gente iba a pasear a caballo y se detenía atraído por plantas, flores y árboles. El primero en llegar fue El Criadero (1840-1859) que, como bien indica su nombre, era donde se plantaban los árboles para adaptarse a la ciudad, allí se pondrían mesas y se admirarían plantas y flores. Con los años, se levantaría el café cantante el jardín de las delicias (1863).  Le siguieron los jardines del Tívoli, que tenían dos partes diferenciadas: una externa de paseo y una interna, donde se levantaría un teatro (1851). Después llegó la competencia de estos, Els Camps Elisis, diseñados por  Josep Oriol Mestres i Esplugas fueron inaugurados el 12 de abril de 1853, ocupaban unas seis hectáreas y estuvieron abiertos veinte años. Los primeros años fueron esplendorosos. No fueron los últimos ya que más tarde llegarían también el Jardín de la Ninfa y el Prado Catalán (1863-1877).

los campos eliseos de barcelona historia 6 El pasaje de los Campos Elíseos de Barcelona 

Els Camps Elisis, coloquialmente “els campos”, fueron, sin duda, los más populares ya que contaron con un fantástico parque de atracciones, el primero de la ciudad. Era un amplio recinto que abarcaría, unas ocho manzanas, las actuales de Aragó a Rosselló y de Passeig de Gràcia a Roger de Llúria. En ese amplio espacio cabía de todo, estaba bien surtido.

los campos eliseos de barcelona historia 5 El pasaje de los Campos Elíseos de Barcelona 

Los exuberantes jardines estaban surcados por caminos, con plazas, estanques, pérgolas y glorietas, donde se podía encontrar cafés, salas de baile, una fonda-restaurante y hasta una vaquería. Como juegos había pabellones de tiro, de billar francés, de tiro con ballesta, columpios, caballitos… Una feria continúa. Había también, en jaulas, una exhibición de aves exóticas. En una amplia plaza tenían lugar los espectáculos, principalmente conciertos de bandas de música. La temporada alta de los jardines, el verano, se iniciaba con la revetlla de Sant Joan que contaba con un concierto a las 6 de mañana, y terminaba el último domingo de setiembre después de las fiestas de la Mercè. No era un jardín gratuito para poder disfrutar del lugar se tenía que abonar una entrada: los cronistas recogen que la entrada sencilla costaba 2 reales mientras que el abono anual era de 25 pesetas. Además las atracciones se pagaban aparte.

los campos eliseos de barcelona historia 3 El pasaje de los Campos Elíseos de Barcelona

La función fue dada por las sociedades corales en los Camps Elisis de Barcelona en los días 4 y 5 de Junio de 1864.

Para acoger los grandes actos se construyó una gran sala de baile y conciertos, el Salón de Verano. Una gran sala en la que cabían hasta 500 parejas bailando, con una galería alrededor sostenida por 24 columnas y cubierta de tela y un pequeño escenario.

los campos eliseos de barcelona historia 2 El pasaje de los Campos Elíseos de Barcelona 

Cuando los conciertos dieron paso a las zarzuelas y piezas operísticas se vio obligada la construcción de un nuevo escenario al que siguieron asientos. Nacía el teatro que mantenía la decoración de la sala de baile. A partir de 1862 y hasta su muerte, fue arrendado por Josep Anselm Clavé quien amplio el escenario, construyó palcos y cambio los asientos. Cada domingo por la mañana había corales. Se estrenó a Wagner en la península (16 de julio de 1862, Clavé Marxa triomfal de Tannhäuser en un concierto de los coros Euterpe). Sonó la ópera francesa. Se representaron comedias y sainetes de Eduard Vidal i Valenciano, Pitarra, Marçal Busquets, Francesc Camprodon. Se estrenó la zarzuela Maria! de Vidal i Valenciano con música de Nicolau Manent.

los campos eliseos de barcelona historia 1 El pasaje de los Campos Elíseos de Barcelona

Fotografia de Els Camps Elisis, jardines y montaña rusa, ca. 1870. Al fondo, Barcelona.

La imagen fotográfica de los jardines nos presenta unas impresionantes montañas rusas que superaban todas las demás atracciones. El conjunto estaba construido de madera. En el centro había una alta torre, allí se llevaba una vagoneta que bajaba, a gran velocidad (hasta 50 km/hora), por una larga rampa que frenaba la vagoneta a la subida. La operación consistía en subir y lanzar la vagoneta llena de asustados viajeros por las dos rampas de la atracción una y otra vez. Era una atracción tomada de las llamadas Promenades Aerienes que empezarían en 1817 en París. Los que lo han estudiado cuentan de los peligros de la falta de seguridad. En la pensa de la época, recoge Ròmul Brotons como eran los anuncios de la atracción: «La delicada sílfide que no haya tomado asiento en uno de sus coches y probado su velocidad [50 km/h] no es heroína» (El Correo de Barcelona, 1853). Dicen que la reina Isabel II se atrevió a subir a las montañas.

Las atracciones de los Campos Elíseos iban mejorando día a día: en 1855 se construyó un hipódromo donde se llegaron a realizar, dicen, corridas de toros. En 1858 se levantó un circo donde actuaría el famoso mago Fructuós Canonge, el merín español. Para los que no querían andar para acercarse, un servicio de tartana lo unía con la rambla.

El ocio ciudadano cada vez más diversificado no pudo con los intereses inmobiliarios y los edificios del pla Cerdà se impusieron al verde en un lugar de los más cotizados de la ciudad. En decadencia, terminaron cerrando en 1872. Medio siglo después de cerrarse las montañas rusas de los Camps Elisis, en el casino de l’arrabasada abría la segunda de las montañas rusas que ha tenido la ciudad, allí el desnivel de terreno garantizaba fuertes emociones. Pero, esto es otra historia. De lo que fueron los campos sólo se mantuvo como único testimonio, entre 1873 y 1876, el teatro. Años después renacería, de la mano de Evarist Arnús, como Teatro Lírico Sala Beethoven (1881-1900) y hoy, de aquellos fabulosos “Campos”, queda un diminuto pasaje que seguro que se nos sigue pasando inadvertido. Donde antes se levantaron los Camps Elisis hoy hay edificios tan emblemáticos como La Pedrera.

Categoría: Historia | 10 junio, 2014
Redacción: Edu García
Tags: 

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Historia / 8 marzo, 2017

Montjuïc, montaña querida y maldita

Durante años fue un cementerio, en otros tiempos una fortaleza, luego se convirtió en epicentro del barraquismo hasta caer en el olvido. En 1992, la montaña resurgió

Historia / 14 febrero, 2017

El ferrocarril de Sarrià, lentamente queriendo ir más rápido

Hasta su inauguración en 1863, la construcción del tren de Sarrià sorteó obstáculos como graves problemas económicos y un cambio de rumbo por el Pla Cerdà

Historia / 3 febrero, 2017

¡Abajo las murallas! !Arriba el Eixample!

Una nueva epidemia de cólera, llevó al gobierno a aprobar el derribo de las murallas en 1854. Barcelona ganó así la batalla de su crecimiento fuera de los antiguos límites, la construcción del Pla Cerdà

Historia / 11 enero, 2017

Ciutat Vella: de vieja colonia romana a epicentro turístico

Un recorrido histórico por el distrito que estuvo bajo el poder de los romanos, los visigodos, de dos dinastías y hoy, en manos de los turistas