R t V f F I
(1) (2) (3)

BOCABELLA, FRANCESC DE PAULA VILAR Y JOAN MARTORELL

El 10 de junio de 2026, se cumplirá el centenario de la muerte de Antoni Gaudí, el arquitecto que soñó con un templo único. Por eso se trabaja para que por esa fecha el templo esté terminado.

Categoría: Historia | 20 julio, 2015
Redacción: Edu García

La historia del templo empieza hace casi 150 años, en 1866, cuando el librero Josep Maria Bocabella funda la Asociación Espiritual de Devotos de San José con intención de fortalecer la piedad en una  época de progresiva descristianización fruto de los cambios sociales que conlleva la revolución industrial. En 1872, Bocabella peregrina a Roma, para realizar una ofrenda al papa, y de regreso pasa por Loreto donde visita la Basílica de la Santa Casa, en la que se conserva la casa donde, según la tradición, tuvo lugar la Anunciación a María y que fue traída, en época de las cruzadas, desde Tierra Santa, gracias a los esfuerzos de la familia Agneli por lo que nació la leyenda de que fue transportada por los ángeles. Dicen que al ver el edificio Bocabella pensó que era necesario levantar en Barcelona un templo expiatorio, dedicado a la Sagrada Família.

12 BOCABELLA, FRANCESC DE PAULA VILAR Y JOAN MARTORELL

Josep Maria Bocabella empieza a reunir fondos y busca un terreno en la ciudad. El poco presupuesto sólo le permite un solar alejado del centro. A principios de 1881 se compra el solar y el 19 de marzo se coloca la primera piedra de un templo sencillo, de estilo neogótico diseñado por el arquitecto Francesc de Paula Vilar, una iglesia de tres naves con cripta. Al poco de iniciarse las obras, surgen divergencias entre el arquitecto, el promotor y su asesor arquitectónico, el arquitecto Juan Martorell. El motivo es que el arquitecto quiere que los cimientos de la cripta estén hechos con piedra lo que encarece la obra. Descontento, Francesc de Paula Vilar dimite en 1883.

GAUDÍ
Cuentan que Bocabella, aquella noche soñó que un arquitecto con los ojos azules continuaría la obra que se estaba realizando. Al día siguiente Martorell presentaba a Bocabella a su arquitecto de los ojos azules. Antoni Gaudí tenía 31 años. También cuentan que poco tiempo después llegó una aportación monetaria extraordinaria y que alguien comentó que en la Sagrada Familia todo era providencial. Gaudí modificó el proyecto neogótico de su antecesor y concibió un edificio extraordinario tanto en planta como en altura. Gaudí, en primer lugar completó la cripta, usando una decoración más naturalista y rodeándola de un foso le daba luz y ventilación. El 19 de marzo de 1885 tuvo lugar una misa solemne.

21 BOCABELLA, FRANCESC DE PAULA VILAR Y JOAN MARTORELL

Sobre la cripta se sitúa el altar mayor, detrás el ábside con siete capillas. Delante del altar se levanta el crucero con tres naves y que está cerrado, a cada extremo, por dos grandes portales, uno dedicado al Nacimiento de Jesús y el otro a su Pasión.
Cinco naves continúan desde el transepto formando el cuerpo de la iglesia al que se abre el monumental Portal de la Glòria.

Cuando terminaba la cripta, Gaudí se puso a trabajar en el ábside, la parte gótica de la Sagrada Familia, donde se alternan ventanales y contrafuertes, se sitúa en el exterior las gárgolas con las formas de animales (un caracol de mar y de tierra, un camaleón, una lagartija, un lagarto, una rana y una salamandra) y se corona con agujas con formas de espiga. Mientras, también comienza la fachada del Nacimiento. Cripta, ábside y fachada del nacimiento fue lo único que Gaudí vio levantado en el momento de su muerte.
En 1914 Gaudí se dedicó en exclusiva a las obras de la Sagrada Familia y desde 1925 tenía su residencia en su taller de trabajo. A medida que el templo se levantaba, Gaudí va resolviendo los problemas que la construcción le plantea: piensa en la decoración que el templo ha de tener para convertirlo en una especie de biblia en piedra, como en cubrir las naves como si de un bosque simbólico se tratara, estudia la forma que deben tener los campanarios y que tipos de campanas debían acompañar la oración. No deja ningún elemento sin estudiar, incluso concibe un sencillo edificio para acoger las clases que los hijos de los obreros han de recibir.
Una de las aportaciones excelentes de Gaudí es rodear el conjunto de una galería perimetral que denomina el claustro. Gaudí pensaba que si claustro procedía de la palabra latina claudere significaba cerrar. El claustro de la Sagrada Familia sirve para aislar el templo del exterior, hacer posibles las procesiones y organizar los edificios que acompañan el edificio principal: el Baptisterio y la Capilla de Penitencia a ambos lados de la fachada de la Glòria, las capillas dedicadas a la Virgen a cada lado de las puertas del transepto (de Montserrat y del Rosario en la del Nacimiento y la Mercè y la Dolorosa en la de la Pasión) y  las dos Sacristías en el lado del ábside con la Capilla de la Asunción en medio.
Gaudí trabajó en la decoración de la capilla del Rosario, junto a la fachada del Nacimiento, apuntando una muestra de loque para él había de ser la decoración del templo. Entre las imágenes que usó aparece una que ejemplifica el pensamiento que llevó a levantar el templo: un anarquista recibe una bomba de una especie de demonio-congrio. 

31 BOCABELLA, FRANCESC DE PAULA VILAR Y JOAN MARTORELL

ACARICIANDO EL CIELO
De la Sagrada Familia sorprende su silueta externa, el edificio tendrá el aspecto extraordinario mediante el recurso de la altura. Como todo edificio religioso la Sagrada Familia tiene pretensiones de monumentalidad y la altura de sus elementos ha de hacer del templo algo único.
La Sagrada Familia tendrá cuatro campanarios en cada una de sus tres fachadas, en total serán 12 y cada una ha de estar dedicada a uno de los apóstoles. Su altura varía de 100 y 118 metros. De los doce campanarios hay ocho construidos, solo faltan los cuatro que ha de tener la fachada de la Gloria. Cuando Gaudí murió sólo se había levantado el Portal del Nacimiento y la torre que hoy tenemos a la izquierda, la de Bernabé.
Por encima de los campanarios se levantarán otras seis torres cimborrios, cada una tendrá un simbolismo evidente. La Torre de María, se sitúa, como en las iglesias bizantinas, sobre el ábside y estará coronada por una espectacular estrella, se levantará a 120 m de altura. La mayor profusión de cimborrios estará en el crucero, donde existirá la torre de Jesús, será la de mayor atura ya que llegará hasta los 170 m, la misma altura que tiene la montaña de Montjuïc y es que Gaudí dijo que no podía competir con el creador y construir en la ciudad una torre de mayor altura de lo que él levantó. Y alrededor de esta torre, que además ha de ser un increíble mirador, habrá las cuatro torres de los Evangelistas que con 125 metros de altura han de estar coronadas con cada uno de los símbolos del Tetramorfos (el Ángel de Mateo, el toro de Lucas, el león de Marcos, el águila de Juan).

¿CONTINUAR LA SAGRADA FAMILIA?
Hoy parece cada vez más claro que la Sagrada Familia se terminará más pronto que tarde, no hay problemas económicos ya que los muchos visitantes garantizan los fondos suficientes con las entradas, tampoco hay problemas de planificación ya que las nuevas tecnologías informáticas permiten un diseño rápido y oportuno del edificio, los nuevos materiales de construcción facilitan aún más en que avance del trabajo.
Hubo una época en que parecía interminable e incluso una serie de artistas pidieron que no se terminara la Sagrada Familia fue en 1965, y leyendo lo que aquellos pedían  hace ya 50 años no se puede estar más de acuerdo y sentir hacia la Sagrada Familia algo así como el corazón partido.

Categoría: Historia | 20 julio, 2015
Redacción: Edu García
Tags: 

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Historia / 15 junio, 2017

“30 Minuts” mostrará la cuenta atrás de la Sagrada Familia en un reportaje

“Sagrada Familia: compte enrere” se emite este domingo a las 21:55 en el espacio de TV3

Historia / 6 junio, 2017

A López y López, el monumento y el libro de su cuñado

Edu García hace una aproximación a la vida y milagros del Marqués de Comillas, vinculado a la trata de esclavos, cuya plaza al final de la Via Laietana está siendo objeto de controversia.

Historia / 12 mayo, 2017

Sarrià Sant Gervasi, el distrito del ciudadano reposado

El escritor Francisco González Ledesma, cuando en los años olímpicos dibujó el perfil de los distritos barceloneses, destacó que en Sarria Sant Gervasi se encontraba “la mayor concentración de hombres caminando con las dos manos en los bolsillos”

Historia / 20 abril, 2017

¿Quién fue Sant Jordi? Los monumentos de Barcelona te lo recuerdan

Como patrón de Catalunya, Sant Jordi aparece con profusión entre las imágenes barcelonesas, los principales edificios de la ciudad acogen la imagen del santo caballero, siempre montado en su caballo y lanceando al dragón