R t V f F I
13397011_10206541220991601_84414992_o 13397011_10206541220991601_84414992_o 13410812_10206541220911599_496242083_o tienda-ecologica-i-love-food

“Visitamos, cogemos e incluso hemos cosechado el producto alguna vez”

Hablamos con David Carbó, uno de los propietarios de I Love Food, una agrobotiga con productos ecológicos cultivados por agricultores locales.

Categoría: Gastronomia | 10 junio, 2016
Redacción: Natalia Urgellés

Hace menos de cinco años, David Carbó junto con Chema Bescós, hartos de tener que comprar alimentos sin ningún tipo de sabor en los supermercados, empezaron un proyecto juntos llamado I Love Food, una agrobotiga donde venden productos ecológicos de proximidad y de verdad, acercando así a los agricultores locales y mejorando sus condiciones laborales. Un espacio con una estética totalmente diferente a las demás, convirtiéndose en un colmado rural como los de hace 50 años, pero con página web incluida donde se puede comprar online fruta y verdura. ¡Bienvenidos a la tienda ecológica más auténtica de Barcelona!

tienda ecologica i love food Visitamos, cogemos e incluso hemos cosechado el producto alguna vez

¿Por qué decidisteis empezar este proyecto?
Nos gusta la comida ecológica, pero también nos gusta comer bien. Las tiendas que habían no acababan de gustarnos. Nos hubiera gustado encontrar lo que hemos hecho, es decir, una tienda ecológica, de proximidad con una decoración diferente, con un trato diferente, productos artesanos, de la tierra. Cuando empezamos ya había comercios que tenían productos ecológicos, pero la mayoría tenían una estética dietética con estanterías blancas, productos extraños a simple vista y no era para nada atractivo. Queríamos hacer un espacio que no sólo tuviera comida ecológica desde el punto de vista de la salud, sino también desde el punto de vista gastronómico.

Entonces os distinguís del resto de tiendas ecológicas por la presentación del producto y la estética del local.
Sí, fuímos de los primeros que abrimos una tienda ecológica diferente, porque hasta entonces, las tiendas sólo tenían productos para adelgazar, de parafarmacia, vegetarianos, con tofu pero pensamos que se podía tener una alimentación estándar pero con productos de calidad. La idea era abrir un comercio que nuestras abuelas habrían abierto hace 50 o 60 años, pero con un producto certificado ecológico. Además, quisimos extender este concepto a la estética para que fuera más agradable para los clientes comprar y que se sintieran como en casa. Así mismo, es importante destacar que las chicas que trabajan en la tienda son nutricionistas de formación, conocen a la perfección lo que venden.

Vuestros productos son de proximidad.
Sí, pero tampoco queremos ser muy radicales, ya que si lo fuéramos, perderíamos beneficios y clientela. La gente quiere variedad todo el año, sea la temporada que sea. Siempre intentamos que si hay una opción eco, así sea, hasta el turrón de navidad. Pero a veces no es tan importante la parte ecológica como la social, porque no sabemos quien lo ha cultivado y normalmente hacen muchos kilómetros para llegar a su destino. Por lo tanto, si es un producto que se produce en la zona de Cataluña y es de temporada mejor, intentamos evitar todo producto que no sea de temporada hasta que nos vienen clientes y quieren alimentos que no ya no se cultivan aquí. En este caso, recurrimos a productos nacionales que vienen de Andalucía y que con más o menos calidad gastronómica pueden cultivar todo el año. Pero a excepción de la fruta y la verdura fuera de temporada, lo demás es cultivado por pequeños agricultores locales, unidades familiares que colaboran con nosotros.

13397011 10206541220991601 84414992 o Visitamos, cogemos e incluso hemos cosechado el producto alguna vez

¿Crees que hay personas que no quieren invertir en productos ecológicos porque los consideran más caros que los de supermercado?
Hay gente que no cree en este tipo de producto. Es una cuestión de creencias, de gustos, de decisiones personales, no de si es más caro o más barato. Es otro producto muy diferente a los que encontramos en los supermercados. Estéticamente los ves igual, pero en realidad son muy diferentes. Detrás de nuestros productos hay muchas cosas que los hacen distintos como por ejemplo, el transporte. Nuestros productos son proximidad, por lo tanto, la contaminación es inexistente, a diferencia de las empresas que traen los productos de muy lejos. Lo que vendemos lo ha cultivado una familia que tiene unas condiciones laborales buenas y que además conocemos. Nos compensa pagar la diferencia que cuesta tener productos eco porque evitamos que los alimentos hagan tantos kilómetros, la posibilidad que la persona que los esta cultivando tenga un sueldo justo y que lleven químicos, entre otras cosas.

Tenéis un contacto mucho más directo con los agricultores que la mayoría de franquicias de alimentación.
Exacto. Al fin y al cabo, nosotros intentamos vender de una manera cercana y pasa lo mismo con los proveedores que tenemos. En la medida que podemos, visitamos donde se cultiva el producto, lo cogemos nosotros mismos e incluso lo hemos cosechado alguna vez. Gracias a esta proximidad tenemos un vínculo con ellos y podemos decir que son nuestros agricultores.

¿Hay algún producto que destaque por encima de los otros?
Yo creo que depende de la temporada porque por ejemplo, ahora, los clientes están encantados con las cerezas y las fresas. La gente quiere novedad, variar, toda la verdura nueva que llega, gusta. Cada producto tiene su momento. También puedo destacar la sobrasada de Mallorca certificada ecológica que también se está comprando mucho.

A parte de la tienda física también tenéis una página web dónde el cliente puede comprar cestas personalizadas de fruta y verdura, pero para el transporte sólo servís a Barcelona. ¿Habéis tenido algún problema?
La verdad es que no, más que problemas hemos tenido oportunidades que después han sido incoherentes. Es verdad que antes servíamos a todas partes, pero llegó un punto que perdía un poco el sentido porque nos pedían cestas desde Sevilla. Nuestros agricultores están muy cerca de Barcelona, por lo tanto, tiene sentido que también sirvamos cerca.

 13410812 10206541220911599 496242083 o Visitamos, cogemos e incluso hemos cosechado el producto alguna vez

¿Y dónde se vende más?
Hay público para todo. Hay gente que hace una gran compra online y después viene a la tienda a comprar cuatro cosas más y gente que prefiere ver y tocar los productos que compra. Cada canal de venta tiene su público y depende de cómo trabajes el marketing de cada uno, comprarán más o menos.

Categoría: Gastronomia | 10 junio, 2016
Redacción: Natalia Urgellés
Tags: 

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Gastronomia / 12 enero, 2018

Cómete los desayunos del mundo en la nueva edición de Eat Street

Participan las cocinas de países como Venezuela, California, México, Malasia, Filipinas, Israel, India, Reino Unido o Canadá

Gastronomia / 29 noviembre, 2017

Cada oveja con su pareja en The New York Shaving company

El barbero Ivan Ferdinand, que toma estos días The Seagram’s New York Hotel at The Corner, propone cuatro cortes de pelo según distintas franjas de edad. El expertise de Caffé Dante NYC lo completa con su oferta de cocktails.

Gastronomia / 10 noviembre, 2017

Conoce a Jaime Young, el chef del mejor brunch de Nueva York

Al habla con el propietario del Sunday in Brooklyn, restaurante que ha tomado el The Seagram’s New York Hotel at The Corner.

Gastronomia / 9 noviembre, 2017

Un menú de hotel con estrella Michelín

Creaciones de chefs de renombre internacional como Martín Berasategui, Carme Ruscalleda, Fran López y los hermanos Roca.