R t V f F I
panellets1 panelletslimon panelletsanadiendoalgo panellets-cortando azucar huevo tamizando panellets-poniendo trabajo-en-cadena panellets1fin panellets2fin panellets3fin

Panellets artesanales

Una mirada a la elaboración de los panellets.

Categoría: Gastronomia | 30 octubre, 2015
Redacción

Desde hace un par de semanas, los más golosos ya han podido disfrutar de un dulce muy ansiado todo el año y muy solicitado el mes de octubre, el panellet. Este manjar para muchos solo se encuentra durante el otoño, aunque algunas pastelerías han decidido dejar el clásico de piñones disponible todo el año, como en la pastelería La Colmena.

¿Cómo se hacen los panellets artesanales? Según informa el Gremi de Pastelería de Barcelona el panellet artesanal no lleva ni colorantes, ni conservantes ni féculas. Los panellets auténticos solo tienen la masa elaborada a partir de almendras, huevo y azúcar.

panellets1 Panellets artesanales

Una vez hecha la masa, se tiene que dejar reposar más de 6 horas para poder empezar a trabajar con ella. Los panellets artesanales al no llevar colorantes ni conservantes se les añade fruta confitada para obtener el sabor distintivo de cada tipo y el color deseado.

panelletslimon Panellets artesanales

panelletsanadiendoalgo Panellets artesanales

Una vez están los ingredientes extra en el mazapán se empieza a trabajar con la masa. El pastelero hace tiras finas, que corta en pequeñas porciones a las que luego se les da la forma deseada según el sabor que tengan. En el mercado se puede encontrar una amplia variedad de panellets, pero los que siguen triunfando son los de piñones, coco, chocolate y café.

panellets cortando Panellets artesanales

Una vez se les ha dado forma con las manos, se pasan por azúcar glass, azúcar moreno o por huevo en el caso de los panellets de piñones para que se queden pegados a la bola de masa de mazapán.

azucar Panellets artesanales

huevo Panellets artesanales

En la pastelería La Colmena cinco pasteleros se encargan de hacer la elaboración de los panellets de forma artesanal. Después se quita el producto sobrante y se colocan en las bandejas para más tarde ser horneados.

panellets poniendo Panellets artesanales

trabajo en cadena Panellets artesanales

Y el resultado final ya lo conocemos, pequeños bocaditos de placer.

panellets1fin Panellets artesanales panellets2fin Panellets artesanales panellets3fin Panellets artesanales

El precio por kilogramo de panellets oscila entre los 40 y los 52 euros. Un surtido variado para una familia de cuatro personas costará entre 20€ y 25€. Es importante fijarse en el coste del precio por kg. La razón es que algunas grandes superficies crean packs reducidos de 2 panellets industriales (con fécula de patata) y el precio por kg acaba saliendo más caro que los panellets artesanales de pastelería.

¡Buen provecho!

Categoría: Gastronomia | 30 octubre, 2015
Redacción
Tags: 

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Gastronomia / 13 julio, 2017

5 cócteles para refrescar tus noches de verano

Con la participación de Hotel Omm, Hall0 By Javier de las Muelas (Hotel Monument), Hotel Pulitzer, Bistrot & Champagne Bar de Santa Eulàlia y Hotel Alma.

Gastronomia / 12 julio, 2017

Arranca la 3ª edición de la campaña solidaria 12 tapas, 1 mundo

La recaudación de estas tapas a 1 euro se destinará íntegramente a 12 entidades sin ánimo de lucro Afibromed, Llars Compartides, Fundació Bellaire o Mi Compañero de Viaje.

Gastronomia / 5 julio, 2017

Vuelve La Fira de Cerveses del Poblenou, con 48 cervecerías y más de 200 variedades

Hablamos con tres de los productores participantes en el certamen, Espina de Ferro, Reptilian y Santo Cristo.

Gastronomia / 30 junio, 2017

¿Por qué tantos bares de Barcelona siguen cometiendo los mismos errores?

Vasos rayados, tortillas mal calentadas en el microondas, vitrinas con dos centímetros de grasa, pan congelado, tazas de café hirviendo, embutidos a temperatura de nevera, zumos de naranja camuflados, aguas abiertas… A los barceloneses nos encantan los bares, pero podemos exigirles muchísimo más.