R t V f F I
carme-ruscalleda-restaurante-moments-hotel-mandarin-oriental-barcelona-1 carme-ruscalleda-restaurante-moments-hotel-mandarin-oriental-barcelona-2 carme-ruscalleda-restaurante-moments-hotel-mandarin-oriental-barcelona-3 carme-ruscalleda-restaurante-moments-hotel-mandarin-oriental-barcelona-4

Ruscalleda presenta la carta de otoño del MOments

El restaurante MOments estrena carta de temporada con las nuevas creaciones de la chef Carme Ruscalleda, que inició su colaboración con el Hotel Mandarin Oriental de Barcelona en 2009.

Categoría: Gastronomia | 23 septiembre, 2014
Redacción: Silvia Micolau

MOments (2 estrellas Michelin) estrena carta de temporada con las nuevas creaciones de la chef Carme Ruscalleda, que inició su colaboración con el Mandarin Oriental de Barcelona en 2009.

Se trata de una propuesta de cocina catalana tradicional renovada, a la que no son ajenos ciertos elementos de la cultura gastronómica japonesa. Trabajada con productos frescos a los que se exige la máxima calidad, recogidos en enunciados como el del aperitivo de Cabeza de cerdo Duroc con bombón de pistacho y mora, el Pez loro con curry suave, calabacín y enoki, la Coca de bogavante, vegetales, mozzarella y flor de calabacín o la Pluma de ibérico puro de bellota con daikon, manzana y almendra. Para terminar, nos parecen muy sugerentes el Ikebana de Otoño (shiso, Módena, aguacate, vegetales y flores) y A Patricia Urquiola (helado de chocolate y haba tonka, espuma de avellana, café y orujo, con el nombre de la arquitecta y diseñadora e inspirado en el techo dorado del restaurante).

La nueva carta incluye una serie de elaboraciones con el distintivo VGA (Valor de Gastronomía Antiaging), creadas con el asesoramiento nutricional del Dr. Manuel Sánchez de la Clínica Planas de Barcelona, que pueden contribuir a restablecer el equilibrio interior y ralentizar el proceso de envejecimiento celular. Entre ellas el Calamar 2014 con coliflores y ñoquis de alubias sastre, la Anguila con Manzanilla de Sanlúcar, avellanas, higos y cordifole, el Rodaballo salvaje con julivertada, berenjena y tomate verde, el Salmonete con turronada, ñoras y encurtidos, o el Cordero lechal del Pirineo con rösti de patata y zanahoria y bombón de queso manchego.

También se ofrece un menú degustación por 139 €, que se compone de 3 aperitivos, 5 platos principales, 5 quesos con contraste (seleccionados por Raül Balam y Eva Vila de Vila Viniteca), pre-postre y 3 postres, por ejemplo el Dragón Gaudí, “nuestro homenaje a la ciudad de Barcelona”.

Otra novedad es la carta de vinos escogidos por el sommelier entrante Fernando Pavón (antes en el ÀBaC Restaurant & Hotel). E inminente la incorporación de Ángel León (Aponiente) como director gastronómico de Blanc Brasserie & Gastrobar, que contará con Ismael Alonso como chef ejecutivo.

Hotel Mandarin Oriental Barcelona
Passeig de Gràcia, 38-40. Barcelona.
T. 93 151 87 81

Fuente: Dones Gourmet de Catalunya

Categoría: Gastronomia | 23 septiembre, 2014
Redacción: Silvia Micolau
Tags:  Ángel León, antiaging, barcelona, Blanc Brasserie & Gastrobar, Carme Ruscalleda, Clínica Planas, cocina catalana, cocina de autor, mandarin oriental, MOments, restaurantes de hotel,

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Gastronomia / 19 junio, 2017

Las mejores hamburguesas gourmet de Barcelona

Recomendamos 7 locales, de la inspiración americana del favorito barcelonés Big Al’s a la creatividad DIY de Oval.

Gastronomia / 2 junio, 2017

5 nuevos italianos en los que perder la cabeza

Del Massa al Un’Altra Storia, recomendamos cinco restaurantes de reciente apertura

Gastronomia / 23 mayo, 2017

Lo mejor de la escena salchichera local

Te recomendamos 5 templos del hot dog en Barcelona

Gastronomia / 11 abril, 2017

Los 9 mejores rooftop bars de Barcelona

Los hoteles, únicos poseedores de un aura de oasis urbano, ya no son un privilegio exclusivo para viajeros. Desde hace pocos años, estos terrados se han convertido en verdaderos epicentros de la dolce vita de los locales