R t V f F I
(1) (2) (3) (4) (5) (6) (7)

TIBERI SABATER Y LA ARQUITECTURA DE ANTES DEL MODERNISMO

Si al hombre se le conoce por sus obras, a Tiberi Sabater lo podemos conocer por cuatro edificaciones en Barcelona, la mitad de ellas en Passeig de Gràcia.

Categoría: Cultura | 26 octubre, 2015
Redacción: Edu García

El estilo modernista tiene en Barcelona una de sus principales muestras y es muy conocido, difundido y apreciado tanto por los nativos como por los turistas que nos visitan. El modernismo se entiende mejor si tenemos en cuenta la arquitectura que se producía con anterioridad a su estallido y es que el modernismo, estilo que se consideró rompedor, es la reacción al estilo que dominaba a finales del siglo XIX. Si el nuevo estilo revolucionario, consciente de su carácter innovador, se denominó modernismo (art nouveau en francés, modern style en inglés o jugendstil, en alemán) el estilo anterior podía bien ser calificado de “antigüismo”, pero los historiadores del arte lo han bautizado con el nombre de estilo academicista (ya que era el que casi sin innovaciones se aprendía de manera oficial), neoclasicista (por la recuperación de los estilos del pasado grecorromano), ecléctico (por el uso puntual de del mundo clásico desde formulaciones renacentista y barrocas) o con el más aséptico de decimonónico (es decir, del siglo diecinueve o décimo nono). Este estilo se caracterizó por el orden formal que proporcionan la línea y el ángulo rectos, por la simetría, por el uso de un repertorio formal que se remite al mundo clásico con profusión de las columnas y las pilastras, los frontones y las balaustradas e incluso por el uso de la piedra como material de construcción. No será esta una arquitectura tan atractiva ni tendrá tantos admiradores como la modernista pero no se puede negar que se trata de una arquitectura elegante y sobria.

11 TIBERI SABATER Y LA ARQUITECTURA DE ANTES DEL MODERNISMO

Un excelente representante de esta manera de construir fue el maestro de obras Tiberi Sabater i Carné y del cual no tenemos demasiada información. Sabemos que nació en Vilanova i la Geltrú en 1852, obtuvo el título de maestro de obras en 1872, que recibió una medalla de oro durante la Exposición de 1888 y que murió en Barcelona en 1929. Si se dice que al hombre se le conoce por sus obras, a Tiberi Sabater lo podemos conocer ya que se conservan cuatro edificaciones en Barcelona, la mitad de ellas en Passeig de Gràcia.

2 TIBERI SABATER Y LA ARQUITECTURA DE ANTES DEL MODERNISMO

La primera de las obras es la llamada casa Olano, situada en el número 60 del Passeig, por encima de Aragón. Fue construida entre 1880 y 1885 como residencia de José Antonio Olano, marinero y hombre de negocios vasco, socio-fundador de la importante naviera Olano, Larrinaga y Co que aunque tuvo su principal sede en Liverpool estuvo vinculado a Barcelona donde estableció su residencia y fallecería el 20 de abril de 1895. Se trata de una construcción entre medianeras, es decir que está insertada en una manzana con edificaciones a ambos lados. Es una casa de vecinos, con planta baja y cuatro pisos. Destaca la fachada simétrica con una amplia puerta central y dos aperturas a ambos lados. El frente está trabajado en piedra que presenta un especial tratamiento en la planta baja, con fajas de paramentos de piedra, y en los marcos de las aperturas del resto de pisos. La simetría del conjunto queda enfatizada por la presencia de dos galerías idénticas en los laterales que se extienden a lo largo del piso principal y el primero. En el resto de la fachada se distribuyen balcones con potentes barandillas y una cornisa con balaustrada.

3 TIBERI SABATER Y LA ARQUITECTURA DE ANTES DEL MODERNISMO

El elemento que más llama la atención del conjunto se encuentra sobre la puerta principal, en una hornacina se sitúa la escultura de un hombre de barba poblada con la mirada fija hacia el infinito. Cubre su cabeza un enorme sombrero, viste camisa de mangas anchas que lleva bien sujeta por un cinturón y calza altas botas por encima de la rodilla. Aparece con los brazos cruzados y sostiene un catalejo en la mano derecha. Tiene detrás un ancla, una maroma y  parte de unas velas lo que nos indica que se trata de un hombre de mar. La escultura, que fue realizada por Francesc Font, artista barcelonés instalado en Madrid y con abundante trabajo en el País Vasco, representa al navegante vasco Juan Sebastián Elcano, el experimentado marinero que completó la primera circunvalación al mundo que inició Magalhaes. Esta imagen ha dado al edificio el nombre popular de casa Elcano o casa del Pirata. Se ha especulado el motivo por el cual se decantó por Elcano, un personaje que debía ser un orgullo para el propietario de origen un vasco y vinculado al mar, y es que cuando se instaló sobre la fachada se conmemoraban los cuatro siglos de su nacimiento en Guetaria.

4 TIBERI SABATER Y LA ARQUITECTURA DE ANTES DEL MODERNISMO

Sobre una de sus puertas laterales aparece una lápida bilingüe, en catalán y en euskera, en recuerdo de la estancia en esta casa, en tiempos de la guerra civil, del gobierno vasco que presidía José Antonio Aguirre.

Hoy en el patio interior de la casa se ha instalado la tienda de ropa Replay que combina una moderna decoración, jardines e integra la decoración original de techos, pinturas y yeserías. Replay tomó el relevo de otra importante casa de ropa, Santa Eulalia que se instaló en 1941 y que aún conserva su tienda en Passeig de Gràcia con el Passatge de la Concepció.

5 TIBERI SABATER Y LA ARQUITECTURA DE ANTES DEL MODERNISMO

Para encontrarnos con el otro edificio de Tiberi Sabater en Passeig de Gràcia hemos de acercarnos hasta la Gran Via, allí, en el numero 13, se encuentra la Casa Marcet, conocida por acoger actualmente el cine Comedia. El edificio es el único de los palacetes urbanos unifamiliares, propiedad de la gran burguesía, que se levantaron en el último tercio del siglo XIX, en Passeig de Gràcia. Pertenecía a Frederic Marcet i Vidal, comerciante con varias inversiones en productos alimenticios (pescado), inmobiliarios y ferrocarriles y que participó en la política de su tiempo como diputado por el Partido Conservador. Existía allí otro palacete que fue derribado por su propietario que quería uno nuevo y encargó el trabajo a Tiberi Sabater. Aunque el edificio, situado en un chaflán y por ese motivo de planta pentagonal irregular, fue transformado para convertirse primero en teatro, en 1934, y más tarde, en 1960, en cine, ha conservado prácticamente intacta su fachada en la que se puede ver una clara inspiración neoplateresca, con finos relieves distribuidos a lo largo y ancho del frente, y también de la arquitectura francesa. La reforma interior para adaptarlo a su función lúdica supuso la mutilación del interior y la pérdida de la decoración ecléctica característica de la época y que tomaba como modelo los más diversos estilos: pompeyano en el vestíbulo, neogótico en la capilla y oriental en algunos de sus salones.

6 TIBERI SABATER Y LA ARQUITECTURA DE ANTES DEL MODERNISMO

Más allá de Passeig de Gràcia, en la calle Avinyó, en pleno Barri Gòtic, hay una obra magnífica de Tiberi Sabater: se trata del Casino Mercantil o El Bolsín construido entre 1881 i 1883 como sede de una entidad, presidida por Evarist Arnús, y que tenía como objeto la inversión por parte de sus socios en la Bolsa que por aquel entonces tenía como único mercado en Madrid. La entidad abandonó su sede en la plaza de Medinacelli y encargó a Sabater un edificio exclusivo. Éste acogía en la parte más alta, encima de los espléndidos salones, una estación telegráfica que emitía órdenes de compra y venta y embelleció la fachada con dos esculturas, las alegorías del comercio y la industria que sintetizan la actividad de sus promotores. Hoy el edificio, que fue durante un tiempo la sede de la Escola de Disseny i Art Llotja, espera un destino que la coloque de nuevo en primera línea.

7 TIBERI SABATER Y LA ARQUITECTURA DE ANTES DEL MODERNISMO

El último trabajo de Tiberi Sabater, el más desconocido, está en el Cementiri de Montjuïc y es que, en aquella época, las grandes familias no sólo encargaban sus residencias sino también su última morada. En el cementerio destaca el Panteón Carreras de Campa, erigido entre 1888 y 1910, con una hermosa escultura de un ángel con las alas extendidas obra de Rafael Atché, hoy lamentablemente mutilada y sin alas.

Categoría: Cultura | 26 octubre, 2015
Redacción: Edu García
Tags: 

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Cultura / 11 diciembre, 2018

Vuelve Gran Bola de Neu, la jornada de conciertos y mercado de Apolo

Este domingo tienes una cita en Apolo con mercado discográfico y artístico, conciertos, DJ’s, vermut, food trucks, un bingo navideño…

Cultura / 10 diciembre, 2018

10 artistas que (casi) nadie te va a recomendar de Primavera Sound 2019

Del black metal de Bliss Signal al pop en femenino de Miya Folick pasando por el post-club de Objekt.

Cultura / 5 diciembre, 2018

Lujo navideño para una buena causa

Descubre las creaciones de diseño sofisticado de 13 firmas del proyecto benéfico Solidarity Xmas Tree.

Cultura / 4 diciembre, 2018

Un Hipermerc’art más internacional que nunca apuesta por el dibujo y la ilustración

39 artistas exponen sus creaciones en formatos como la fotografía, la escultura y la pintura en formato pequeño.