R t V f F I
sa_i_estalvi agost 1 2108

¿Qué pensarán de mí…?

Vivir una vida limitante. Una nueva entrega de "Sano y salvo".

Categoría: Cultura | 8 agosto, 2018
Redacción

sa i estalvi agost 1 2108 ¿Qué pensarán de mí...?

Sigo tirando del hilo al dúo bien – mal.

Vimos en el último episodio, que las experiencias que vivimos a diario nos cambian valores, objetivos, puntos de vista. Y cómo eso puede llevarnos a distanciarnos o dejar de querer a parejas, amigos, familiares, con los que en su día compartíamos esos valores, objetivos u opiniones.

A veces se va dando poco a poco y a veces ocurre a partir de un evento traumático.

La cuestión es que en muchas ocasiones ocurre y no tiene demasiado sentido sentirse culpable o malo por ello. ¿Acaso escogimos aquellos eventos vitales que nos modifican? ¿Acaso sabemos a priori donde nos llevarán los caminos que tomamos? ¿Sabemos que nos llevarán a separarnos de algunas personas?

Conozco a muchas personas que se sienten mal consigo mismos sólo con la idea de dañar a otro. La realidad es que a veces inconscientemente, a veces conscientemente, dañamos a los más cercanos. Como dice el refrán: el camino al infierno está plagado de buenas intenciones.

Conozco personas que prefieren guardarse ciertas opiniones porque saben que van a molestar / enfurecer / decepcionar a otro. No sólo opiniones, sino que dejan de hacer aquello que les gustaría o que se les da bien porque en su casa no lo van a tolerar. ¿Quién no ha tenido un amigo que estaba estudiando algo útil porque sus padres no hubieran entendido que escogiera una carrera sin salida?

O un amigo homosexual que lleva una vida heterosexual por no defraudar a sus padres.

La realidad es que por miedo a qué opinarán ciertas personas importantes para nosotros, por miedo a defraudarles y decepcionarles, podemos llegar a estas situaciones y vivir vidas que otros quieren para nosotros.

¿No suena a una vida limitante? Y a pena y dolor. Lo paradójico es que por, supuestamente, evitar –a otros y a nosotros- pena y dolor, conflictos, discusiones, enfrentamientos, etc., acabamos sintiendo pena y dolor. Al menos nosotros.

Aunque implique tomar ciertos riesgos, aunque implique el dolor de otros, aunque implique una ruptura, en mi experiencia, creo que vale la pena intentar llevar una vida más acorde a quienes somos.

A día de hoy -ya veremos en el futuro- uno no escoge que se le de mejor el arte que la investigación en nanotecnología como tampoco escoge su orientación sexual.

En conclusión, no significa que uno es malo. Uno no es de determinadas maneras para chinchar a otros.

Si no crees en otras vidas o reencarnaciones, únicamente tienes ésta. Así que ¿qué tal si le sacas el máximo partido? No te preocupes que ya habrá situaciones que te traerán tristeza, dolor, etc. Es el directo de la vida.

Otra cosa es hacer daño conscientemente. Con premeditación y alevosía.

E incluso en esta situación, a veces me resulta difícil juzgar. Hay contextos que desconocemos. Acostumbramos a conocer un lado de la versión de la historia.

Pero a veces, no queda más remedio que ser malo.

Lo veremos próximamente.

Sa i estalvi

Agradecimientos: A NomNam por el naming de la sección

Imagen de Pixabay. 

 

Categoría: Cultura | 8 agosto, 2018
Redacción
Tags: 

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Cultura / 15 octubre, 2018

SoundEat despide la temporada en clave disco

Con Erol Alkan, Kórnel Kóvacs y un nuevo escenario liderado por Prins Thomas.

Cultura / 11 octubre, 2018

“Los libros nos protegen de lo que pasa ahí fuera”

Cuando la ficción es mejor que la realidad. Una nueva entrega de “Sano y salvo”.

Cultura / 10 octubre, 2018

La Fira del Disc busca reivindicar el CD en su 26 edición

La cita tendrá lugar en Estació del Nord del viernes al domingo con decenas de expositores.

Cultura / 3 octubre, 2018

El Liceu, desde dentro

El Gran Teatre acoge este octubre una exposición de Sacris que recoge la vida del teatro entre bambalinas.