R t V f F I
sa-i-estalvi-paseo-de-gracia

La experiencia de la pérdida

¿Pedir perdón por llorar?

Categoría: Cultura | 24 mayo, 2017
Redacción: Eulàlia París

sa i estalvi paseo de gracia La experiencia de la pérdida

La tristeza muchas veces implica lágrimas. Lo curioso es que cuando lloramos normalmente agachamos la cabeza y nos escondemos entre nuestras manos. Estar triste y llorar, implica en cierto sentido vergüenza. En sesión, lo más frecuente es que las personas (me) pidan perdón por llorar. Todo ello es muy significativo de cómo encaramos esta emoción.

Lo comprendí una vez en un taller en que el profesor, cuando me eché a llorar y me escondí entre mis manos, me levantó la barbilla y me dijo: no tienes nada de qué avergonzarte. Nunca nadie me lo había dicho y me pareció de lo más obvio. Además de reparador.

Decía en el anterior artículo que la tristeza se activa con la experiencia de la pérdida. Nos podemos fijar en una de las experiencias más vívidas de pérdida: los procesos de duelo. El duelo implica lidiar con varios sentimientos a la vez. El primero y frecuente es el de la negación. Hay una resistencia a aceptar que aquella persona ya no está. Ya no volveré a oír su voz, no volveré a sentir su olor, etcétera. También hay un enfado porque se ha muerto. Por supuesto, se dan tristeza, lágrimas y dolor. Hablaré del dolor en otra ocasión. Este proceso es necesario para poder digerir o encajar la nueva realidad. Es un proceso de despedida y reajuste a la nueva situación.

La immediatez a la que nos tiene acostumbrada la tecnología en los últimos años, se contagia como una epidemia. Cada vez toleramos menos todo lo que implique un proceso. Queremos pasarlo ya, resolverlo ya, todo rápido… y a otra cosa mariposa. Si no, sentimos irritación.

La tristeza en cierto sentido es como un duelo a muy pequeña escala. Nos cuesta aceptar lo perdido (la fase de la negación) y acostumbramos a tomar una actitud de archivar y carpetazo. Nos quedamos aquí. No hacemos el resto del proceso. Por decirlo metafóricamente, no hacemos la digestión. Así que al final, en algún momento, nos sentiremos empachados emocionalmente hablando.

A veces, hay pacientes que me comentan: no resuelvo nada llorando. No se trata de resolver sino de dar lugar y espacio a algo que fue importante. Y, en todo caso, se trata de aliviarse. ¿Quién no ha tenido esa sensación de aligeramiento después de un buen llanto? De haberse quitado una carga o deshecho el nudo en el pecho, el estómago o la garganta. O al menos haberlo descomprimido un poco.

Y luego hay que dar tiempo y espacio en lugar de querer resolver. Como con la maceración.

Además de la pérdida, la tristeza también se puede desencadenar porque las expectativas no se han cumplido. Lo veremos en el próximo artículo.

 Sa i estalvi 

Agradecimientos:

A NomNam por el naming de la sección

Imagen de Pixabay.

Categoría: Cultura | 24 mayo, 2017
Redacción: Eulàlia París
Tags:  sano y salvo,

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Cultura / 14 agosto, 2017

La Festa Major de Gràcia cumple 200 años

No te pierdas la Festa Major de Gràcia del 14 al 21 de agosto.

Cultura / 2 agosto, 2017

Art Nou volverá a llenar Barcelona de arte emergente

Entre el 5 y el 23 de septiembre en distintas galerías de Barcelona y L’Hospitalet

Cultura / 1 agosto, 2017

Vuelven las sesiones de verano de CCCB con un ciclo sobre mujeres rebeldes del cine

Gandules ofrece una selección de películas a cargo de la investigadora feminista María Castejón.

Cultura / 1 agosto, 2017

Festigàbal presenta conciertos gratuitos de Museless, beGun o Hidrogenesse

El festival organizado por Heliogàbal vuelve el 18 y 19 de agosto en los Jardins de la Sedeta.