R t V f F I
LUIS_SANS_PASEO_DE_GRACIA

Luis Sans: “El gobierno municipal está gestionando el turismo con dosis de irresponsabilidad”

Una entrevista con el propietario de Santa Eulàlia sobre Barcelona, lujo, turismofobia y memoria histórica.

Categoría: Cultura | 13 julio, 2017
Redacción: Javier Pereda | Vídeo: Joel Cortés

LUIS SANS PASEO DE GRACIA Luis Sans: “El gobierno municipal está gestionando el turismo con dosis de irresponsabilidad

Santa Eulàlia (Paseo de Gracia, 93) es uno de los establecimientos insignia de Barcelona, meca del lujo en la capital barcelonesa y una de las tiendas más longevas del corazón de la ciudad. Un negocio que Luis Sans, también presidente de la Asociación de Amigos del Paseo de Gracia, heredó de su abuelo tras el fallecimiento de su padre.

Por eso hemos querido hablar con él para tomar el pulso a la ciudad con una de las personas que más conoce Barcelona y más ha contribuido para que ésta se convierte en la marca de prestigio internacional que hoy es. Una entrevista realizada, por supuesto, en Santa Eulàlia, donde dio tiempo a hablar de la responsabilidad que entraña llevar las riendas del establecimiento, de su preocupación por esta corriente de turismofobia que ahora mismo está a la orden del día, de los atributos que hacen una calle como el Paseo de Gracia única en el mundo, de la gestión del gobierno municipal y del momento que atraviesa el sector del lujo.

 

Recientemente has sido galardonado con la “Clau de Barcelona” premio con 50 años de historia, ¿cuál es el secreto del éxito de Santa Eulàlia?

El secreto del éxito es saberse mantener fieles a unos valores y unos principios que son ofrecer lo mejor del mundo de la moda en un entorno cuidado, bonito, céntrico y cómodo, y a través de buenísimos profesionales. No ha cambiado en los 174 años de historia. La otra parte es saberse adaptar a los tiempos porque la moda es mirar al futuro, no al pasado. Por tanto, queremos ofrecer siempre cosas nuevas, las nuevas tendencias.

¿De qué manera dirías que hace diferente Santa Eulalia el hecho de que sea ya la cuarta generación de una misma familia la que sigue al pie del cañón?

Soy la cuarta de una misma familia y la séptima en total. Los fundadores fueron los Valls i Taberner. Mi bisabuelo entró de socio hace poco más de 100 años y desde entonces lo ha seguido de mi familia. Siento mucha responsabilidad. Es algo tuyo, pero no verdaderamente tuyo. Algo que has recibido y tienes que volver a pasar, te sientes un eslabón de una cadena más que el propietario.

En estos casi 175 años de Historia, ha habido muchos cambios en el sector, ¿cuáles crees según tu experiencia que han sido determinantes en el comercio del lujo?

El cambio más importante fue en los años 90 cuando abandonamos la alta costura y el pret a porter, sobre todo de mujer. Evidentemente, conservamos la sastrería y camisería de hombre, pero es por encargo. Es un cambio que nos ha permitido subsistir, porque la alta costura ha quedado reducida, no es algo que esté a moda. En la sastrería a medida, en cambio, sí, porque hay un cliente joven que busca la personalización del traje. Es un cliente que no viste cada día con traje pero cuando se lo pone quiere que sea realmente suyo y haya participado en su diseño.

¿Qué nos tienes preparado para este 175 aniversario? Danos una exclusiva.

Tenemos preparado algo muy original que estamos trabajando en ello. 175 son muchos años, una efeméride muy importante. Algo que no sólo sea pensando en nosotros y en nuestro cliente, sino también en Barcelona en conjunto, que todo el mundo quiera. Lo haremos en la calle y al alcance de cualquier ciudadano.

El comercio electrónico es un de las últimas apuestas de la casa, después de casi dos años de vida, ¿qué nos puedes explicar de esta nueva aventura?

El e-commerce es una aventura difícil para nosotros porque hay una serie de conglomerados que lo están haciendo muy bien y es difícil competir con ellos. Pero para nosotros no es tanto ir a vender online a un cliente internacional, sino servir mejor a nuestra base de clientes naturales, que es el que vive en Barcelona o cerca. Es alguien que en un momento dado necesita algo pero no le apetece venir hasta aquí. Es otra manera de contactar con nosotros. Lo que estos conglomerados invierten en tecnología y publicidad está fuera del alcance de una empresa mediana como nosotros.

La venta online de lujo en España no está muy bien, está fuerte en electrónica o viajes. Los que saben del tema y hacen predicciones dicen que no prevén que suba más del 25% del total del mercado en los próximos 20 años. Ahora está en un 6%. El consumidor quiere seguir yendo a las tiendas a probarse y tocar y a que le aconsejen. Pero también queremos estar por este tipo de cliente que quiere comprar desde su casa, evidentemente.

¿Cómo crees que será esta temporada que está justo empezando?

El sector de retail está bien, pasando un buen momento, pero es que tampoco ha pasado un mal momento pese a la crisis. En Barcelona, al menos, se salvó bastante, porque lo que bajó del cliente local lo compensó el cliente turista. Ahora se ha recuperado, que para nosotros es muy importante porque dos tercios de nuestra clientela es local.

Se está alzando una corriente de turismofobia en Barcelona, ¿qué importancia le das a este movimiento? Afecta a muchos agentes, hostelería, comercio…

Lo veo con preocupación porque es un movimiento populista que no responde a la realidad. De alguna manera hay unos cuantos que se están aprovechando del sufrimiento de la gente que no puede pagar su alquiler y cree que la culpa es del turismo, y no es así. El turismo legal y el ilegal, el de los apartamentos turísticos, no llega al 1% de todas las viviendas de Barcelona. Eso no puede influir en los precios. Suben porque ya ha pasado una crisis inmobiliaria y los precios vuelven a repuntar. Barcelona es una ciudad de éxito que atrae talento, gente que quiere venir a trabajar aquí. Hay más oportunidades de trabajo y se está reduciendo el paro, lo que provoca una presión en el centro de la ciudad, porque las ciudades de alrededor no están teniendo estas subidas. Culpar al de fuera es una manipulación y aún sería peor si no viniera porque hay casi 100.000 personas que viven directa o indirectamente del turismo. Si no hubiese turismo seguro que esas personas no podrían pagar el alquiler a fin de mes porque no tendrían trabajo. Hay abuso y demagogia con este tema, llega a un punto peligroso porque contagia a mucha gente a pensar que el turismo, que es el que nos ha ayudado a pasar la crisis y el que da una riqueza a Barcelona a todos los sectores: hoteleros, taxistas, tiendas, restaurantes, museos… Hay que estar agradecido al gasto y el disfrute de los turistas de Barcelona.

Dos años después de la llegada de Colau, ¿cómo se está trabajando este asunto? ¿Crees que la gestión de las instituciones públicas es la correcta?

El gobierno municipal está gestionando el asunto con dosis de irresponsabilidad porque está dando alas al movimiento en contra del turismo o, por lo menos, no le explica todos los beneficios del turismo. No hace nada por hacer entender a la gente que el turismo, sobre todo, nos soluciona muchísimos problemas. Es verdad que causa otros, y estos hay que gestionarlos bien, pero no culparlo. Tendrían que hacer menos proclamas y más gestión. Menos pancarta y más ocuparse de los problemas reales.

Estamos preocupados por muchos frentes como las superillas. Se ha demostrado que en el Poblenou no han funcionado, al revés, han desertizado el comercio, complicado la movilidad a los vecinos, han convertido calles en desiertos… y esto lo quieren ir expandiendo por la ciudad. Ahora hay planes de hacerlo en el Ensanche y esto va exactamente en contra del plan de Ildefonso Cerdà. Cuando diseñó el Ensanche hace 150 años quería un uso mixto: residencial, comercial, todo a la vez.

La asociación cumple este año su 65 aniversario, y es muy reciente el premio a Martin Berasategui, ¿qué agentes crees que son clave en la calle?

Es un paseo único porque muy pocos paseos comerciales del mundo tienen los mejores restaurantes (es el paseo con más estrellas Michelín del mundo, con 6), un comercio muy variado de lujo al mercado masivo y arte. Hay tres museos y dos edificios patrimonio de la humanidad. Hoteles que van de una pensión de estudiantes económica a los más caros de la ciudad. Esta mezcla de lo caro y lo barato, de lo comercial y lo gastronómico no hay ninguna calle que lo tenga. Además, es una calle muy corta, tenemos un 1.6 km, poco comparado con otras calles. Es algo que hace que Barcelona sea única y que hay que cuidar y potenciar.

¿Qué nos puedes decir de la especulación inmobiliaria y los altos precios del suelo? ¿Y del monocultivo de las multinacionales en contra del negocio local?

La globalización es imparable. Tiene una parte positiva porque ahora es fácil viajar a cualquier parte del mundo y una negativa que es la uniformización, porque al final todas las ciudades se parecen demasiado. La calle más importante de Beijing se parece demasiado a la de Tokio, Singapur, Roma o París. Hay que tratar de corregir el aspecto negativo, pero nada es 100% positivo.

¿De qué manera crees que Paseo de Gracia puede mejorar como calle y sobre todo qué creéis que desde la asociación podéis hacer para contribuir a ello?

Desde la asociación estamos dándola a conocer, explicar este factor específico del Paseo de Gracia que no tienen otras calles. Nos parece inconcebible que haya gente que venga aquí y que no haya paseado por aquí. La asociación ya contribuyó enormemente a la mejora del paseo, llevábamos 20 años reclamando una reforma integral y por fin, con el mandato de Xavier Trias, conseguimos una reforma maravillosa que lo ha dejado magnífico. Sin coches aparcados, con unas aceras aún más amplias con una visibilidad fantástica, con una jardinería que antes no había… está a un nivel urbanístico imbatible. Desde el punto de vista comercial no compete a la asociación decir quién viene y quién no. Lo que hemos de hacer es dar a conocer la oferta del Paseo de Gracia, que es lo que estamos haciendo a nivel mundial. Hay muy pocas asociaciones de comerciantes que estén en las ferias internacionales, somos dos o tres en todo el mudo.

Otro de los cambios significativos del último año ha sido el cambio de nombre de la plaza Juan Carlos I a Cinc d’oros, ¿qué opinas?

Es un despropósito. Lo han vendido como una recuperación de la memoria histórica cuando es justamente lo contrario, un borrado de la memoria histórica. La plaza se llamó así porque el pleno municipal -por unanimidad, algo que no se ha hecho ahora- en 1981 quiso dar el nombre al antiguo rey en agradecimiento a su defensa de la democracia después del golpe de estado. Nunca llegó a llamarse Cinc D’Oros, sí fue popular, pero hace muchísimos años. Esas islitas desaparecieron en 1957. Ahora, 60 años después, sacarse esta historia es muy apretado.

¿Es sólo con esta plaza o tu posición es general frente a cambios de nombre que responden a políticas, intereses, o memoria histórica?

La memoria histórica solo puede funcionar como tal cuando es compartida por todos, de otra forma es sectaria, y eso es reescribirla a tu conveniencia. Estos cambios están haciendo un flaco favor a la memoria histórica.

¿Tiene cabida una revista independiente como la nuestra, que cumple 6 años dentro de la estrategia de la asociación?

Todo medio de información independiente tiene gran cabida siempre que sea fidedigno, responsable, profesional, y vosotros lo sois. Lo que no tiene largo recorrido es la gente que usa los medios para manipular y desinformar sin profesionalidad y ecuanimidad. Espero que lo hagáis muchos años más. Ahora tenemos un exceso de información, no sobra pero tampoco falta. Hemos vivido la borrachera de los nuevos canales de información y al final la gente se irá quedando con los que le informan bien.

Categoría: Cultura | 13 julio, 2017
Redacción: Javier Pereda | Vídeo: Joel Cortés
Tags:  Luis Sans,

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Cultura / 20 noviembre, 2017

Malpaso edita la única biografía autorizada de Paul McCartney

Obra de Philip Norman, uno de los escritores que más sabe en materia de The Beatles.

Cultura / 16 noviembre, 2017

El FAD presenta un acto de reconocimiento a la fotoperiodista Colita

Una de las retratistas esenciales de la Gauche Divine y la Nova Cançó.

Cultura / 15 noviembre, 2017

La impagable puesta de escena de Osaka Monaurail, este sábado en Marula

La banda japonesa rinde tributo al mejor funk de finales de los sesenta.

Cultura / 15 noviembre, 2017

Vuelve Monumental Club con música, market, food trucks y actividades familiares

Dos largas jornadas el 25 y 26 de noviembre en la plaza Monumental de Barcelona.