R t V f F I
(1) (2) (2) (3) (4) (5) SPAIN-OLYMPIC TORCH (7) (8) (9)

La historia de amor de Barcelona con los Juegos Olímpicos

Edu García repasa la cronología de los hechos desde Olimpia hasta llegar a la celebración de Barcelona '92.

Categoría: Cultura | 25 julio, 2017
Redacción: Edu García

OLIMPIA GRIEGA Y SUS JUEGOS

Olimpia actualmente es un increíble yacimiento arqueológico que empezó a excavarse a finales del siglo XIX, tras su abandono en el siglo IV.

En su día fue un santuario importantísimo, uno de los lugares sagrados dedicados al padre de los dioses. En el Olimpeion, el templo de Olimpia, se conservaba una de las siete maravillas del mundo: la estatua de Zeus de Fidias, de oro y marfil. En honor al dios se celebraban, cada cuatro años, los juegos olímpicos. Eran  competiciones deportivas, primero entre representantes de las ciudades estado y, más tarde, de todo el mundo griego.

Durante la celebración de las olimpiadas clásica era norma que se diese la tregua olímpica. Los participantes se comprometían a no ejercer ningún tipo de violencia mientras duraran los juegos.

La historia cuenta que se celebraron 293 ediciones, la primera en el 776 aC y la última en el 393 dC, cuando el emperador Teodosio los abolió por su carácter pagano.

18 La historia de amor de Barcelona con los Juegos Olímpicos

LUCIUS MINICIUS NATALIS

Un barcelonés aparece en esta historia de competidores y lo hace con letras grandes. Fue las 227 olimpiadas del mundo antiguo, en 129 dC cuando ganó una carrera de cuadrigas. Su nombre era Lucius Minicius Natalis, perteneciente a una imporante familia barcelonesa. Fue el primer barcelonés olímpico y dejó un testimonio en forma de monumento en el santuario de Olimpia. Para saber más sobre este ganador olímpico seguid el enlace.

 

LAS OLIMPIADAS MODERNAS

El barón Pierre de Coubertain tuvo la idea de recuperar las competiciones olímpicas y inspirándose en las que se tuvieron lugar en Olimpia propuso la celebración de un acontecimiento deportivo internacional cada cuatro años. Nacían así las Olimpiadas modernas. La primera se celebró en Atenas, en 1896 y desde entonces cada cuatro años una ciudad se encarga de organizarlos. Sólo se fueron interrumpidas durante los periodos bélicos (1916, 1940 y 1944). En 1924 se introdujo la modalidad de invierno que a partir del 92 se hicieron intercaladas sucediéndose desde entonces olimpiadas de verano e invierno cada dos años. En 2020 la llama olímpica prenderá en Tokio, será la XXXIII Olimpiada.

 

BARCELONA, OLÍMPICA A LA SEXTA

Antes de que en 1992 la llama olímpica prendiera, Barcelona quiso ser olímpica hasta en seis ocasiones. En Barcelona, la vencida no fue la tercera, fue la sexta. La primera fue pronto y quedó en una candidatura fallida, Barcelona pretendía aspirar a la VII Olimpiada, de 1920, la primera tras la primera guerra mundial, que fue para Amberes. Supongo que llegamos tarde para hacer la petición correcta. La segunda fue a la siguiente edición, la VIII Olimpiada, de 1924, y ésta fue ya fue buena. Compitió con París que fue la ganadora y Amsterdam que celebró la IX olimpiada en 1928. La tercera candidatura se presentó a la XI Olimpiada, de 1936, que se celebró en el Berlín de Hitler. Ese año Barcelona fue casi olímpica ya que del 22 al 26 de julio se debían celebrar la Olimpiada Popular una celebración que iba a ser una protesta a la oficial. El inicio de la guerra civil impidió su celebración.

23 La historia de amor de Barcelona con los Juegos Olímpicos

La cuarta candidatura no se hizo esperar, fue para las olimpiadas que debían celebrarse en 1940, es la más triste ya que el final de la guerra impidió a la delegación de Barcelona asistir a la sesión de designación. En un principio fue para Tokio que renunció poco después, se concedió de nuevo a Helsinki, perola segunda guerra mundial venció a las olimpiadas y esa olimpiada no se celebró. La quinta fue en 1972, Barcelona quería ser olímpica pero el Comité Olímpico Español hizo su apuesta final por Madrid, reservando a Barcelona las competiciones que se llevaban a cabo en el mar. Así que si hemos de ser serios, ésta nos la apuntamos de subsede. Los XX Olimpiada se celebró en Múnich.

Después de una fallida, dos buenas, una no celebrada y una como subsede, para las XXV olimpiadas ganamos.

 

CAMINO OLÍMPICO

Joan Antoni Samaranch, recién elegido presidente de COI en 1980, sugirió al primer Ajuntament democrático que Barcelona tendría grandes posibilidades si optaba a presentarse a sede olímpica. Valía la pena intentarlo. Tras estudiar la situación se vio que era viable. El 31 de enero de 1981, casi dos años después de las primeras elecciones municipales que dieron la alcaldía al socialista Narcís Serra, éste anunciaba las intenciones de optar a la candidatura y, el 30 de junio el plenario municipal, por unanimidad, aprobaba presentar la  candidatura de la ciudad a ser la sede los Juegos Olímpicos. Comenzaba el camino olímpico.

32 La historia de amor de Barcelona con los Juegos Olímpicos

“A LA VILLE DE… BARCELONA”

Más de cinco años después, el 17 de octubre de 1986, en Lausana, en la 91ª Juan Antoni Samaranch abría el sobre y pronunciaba la famosa frase: “A la ville de … Barcelona”. Si hay una expresión de felicidad es la del alcalde Maragall ese día. Suena a tópico pero en ese momento, con el alcalde, se desató la euforia por la ciudad. Barcelona había ganado.

42 La historia de amor de Barcelona con los Juegos Olímpicos

CAMBIANDO LA CIUDAD

Si las Exposiciones, Universal de 1888 e Internacional de 1929, y también el Congreso Eucarístico de 1952, habían servido de excusa para la transformación Barcelona, los Juegos Olímpicos iban a ser el motor de la gran modernización de la ciudad. Desde el día de su proclamación como ciudad olímpica, Barcelona experimentaría uno de los mayores cambio de su historia: se construyeron las rondas envolviendo la ciudad para facilitar los accesos a las diversas zonas de la ciudad; se recuperó la fachada marítima con la eliminación de los obstáculos que obstruían el acceso (almacenes del puerto, línea férrea) y desde entonces la playa es una parte de la ciudad; se renovó el Poblenou, donde la Vila Olímpica transformaría la vieja ciudad industrial de fábricas en decadencia en un nuevo barrio de edificios construidos por arquitectos de diversas generaciones ganadores de premios de arquitectura y que se situaban en manzanas que seguían las ideadas por Cerdà y una zona de jardín lineal que hoy ya se funde con Diagonal Mar; se recuperó la montaña de Montjuïc, sede de la Anilla Olímpica y que contó con las mejoras en el ámbito cultural con las intervenciones en el MNAC y el Jardí Botànic. Todo esto además se tenía que hacer bien y con fecha de entrega, no podían haber retrasos, sólo prisas, todo había de estar a punto para los juegos.

 

TRABAJANDO PARA LOS JUEGOS

Antes de la designación se creó la oficina Olímpica (noviembre de 1982) que trabajaba con el Consell Rector de la Candidatura. Las elecciones generales españolas de 1982 supusieron la marcha de Serra al gobierno central, como ministro de defensa. Pasqual Maragall, como nuevo alcalde, tomaba el mando. Se establecen contactos con los empresarios en establecer una colaboración para la financiación. La primera fase, la de los proyectos finalizaba con la entrega de la solicitud oficial que debía ser presentada el último día de 1985.

Tras ser aceptada por el COI, empezaban días de espera que culminaba con la lectura de Samaranch en Lausana.

Una vez designada Barcelona había que llevar a cabo la planificación prevista, de la etapa de los proyectos se pasaba a la etapa de realizaciones. El principal condicionamiento era temporal, todo debía estar listo para cuando empezaran las olimpiadas. Para hacer realidad el sueño olímpico, se creó el COOB’92, el comité olímpico organizador de Barcelona 92, donde estaban representados el Ayuntamiento, el Comitè Olímpoico Español, el Estado, la Generalitat, la Diputación, la Corporación de Federaciones Deportivas y el COI. Para  impulsar los proyectos urbanísticos se creó el holding de empresas HOLSA, donde participaban el Gobierno español y el Ajuntament.

52 La historia de amor de Barcelona con los Juegos Olímpicos

COBI

La imagen de las olimpiadas, la mascota, fue presentada en sociedad  en marzo de 1988. Cobi salió de la mente del diseñador Mariscal  y era un perro de aire cubista que se inspiraba en el gos d’atura, el perro pastor catalán. Era una mascota informal y rompedora que fue ganándose al público con el paso del tiempo. Hoy se mantiene en un estanque situado en el Parc dels Ponts, uno de los que configuran la Vila Olímpica. El estanque fue inaugurado en junio de 1992.

 

INSTALACIONES OLÍMPICAS

El despliegue de los deportes olímpicos en la ciudad se hizo en base a cinco grandes zonas, las áreas olímpicas. En cada una de ellas se prepararon los recintos para los determinados deportes. Estas fueron 5 si separamos Montjuíc de Sants:

1) Anella Olímpica: el Estadi Olímpic de Montjuïc (ceremonias y atletismo), el Palau Sant Jordi (balonmano, gimnasia y voleibol), las Piscines Picornell (natación, sincronitzada, waterpolo y pentatlón moderno),la Piscina Municipal de Montjuïc (saltos y waterpolo), el INEFC (lucha).

2) Area de Sants-Monjuïc: el Palau dels Esports de Barcelona (gimnasia y voleibol), el Palau de la Metal·lúrgia (esgrima y pentatlón moderno) y  el Pavelló de l’Espanya Industrial (halterofília).

3) Àrea olímpica de la Vall d’Hebron: El Velòdrom d’Horta (ciclismo en pista), El Pavelló de la Vall d’Hebron (voleibol), el Centre Municipal de Tennis Vall d’Hebron ( tenis) y el Camp Olímpic de Tir amb Arc (tiro con arco).

4) Àrea olímpica de Diagonal: El Camp Nou y el Estadi de Sarrià ? (Futbol), el Palau Blaugrana (judo, taekwondo i hoquei patins), el Reial Club de Polo (Hípica y pentatlón moderno).

Àrea olímpica de Poblenou : La Vila Olímpica, (15.000 personas), el Port Olímpic (vela), el Poliesportiu Estació del Nord (tenis de mesa), el Pavelló de la Mar Bella (badminton).

Además hubo 17 subsedes:

L’Hospitalet de Llobregat con el Camp Municipal Feixa Llarga y Viladecans con el Camp Municipal de Beisbol de Viladecans (beisbol).

Badalona con el Pavelló Olímpic de Badalona (básquet) y el Pavelló dels Països Catalans (boxeo).

Granollers con el Palau d’Esports de Granollers (balonmano).

Reus y Vic donde se llevaron a cabo las competiciones de hoquei sobre patins.

Sant Sadurní d’Anoia con el Pavelló Olímpic de l’Ateneu Agrícola (hoquei sobre patins) y  circuito de ciclismo en carretera.

Terrassa con el Estadi Olímpic de Terrassa (Hoquei hierba).

Banyoles con el Estany de Banyoles (remo).

Castelldefels con el Canal Olímpic de Castelldefels y La Seu d’Urgell con el Parc Olímpic del Segre (piragüismo).

Mollet del Vallès con el Camp de Tir Olímpic (tiro olímpic).

Montmeló con el Circuit de Catalunya (100 km contra-reloj de ciclismo).

Seva con el Club Hípic El Montanyà (hípica).

Sabadell con el Estadi de la Nova Creu Alta, Zaragoza con el Estadio de La Romareda y València con el Estadi de Mestalla (fútbol).

62 La historia de amor de Barcelona con los Juegos Olímpicos

LA ANTORCHA TRAJO EL FUEGO SAGRADO

Diseñada por André Ricard Sala, fue el objeto protagonista antes de la inauguración de los juegos ya que transportaba el fuego olímpico hasta el pebetero.

El 5 de junio el fuego olímpico prendía en Olimpia, desde donde fue llevado a Atenas. En el puerto del Pireo fue dispuesto en la fragata Cataluña de la Armada, su destino Empúries, donde habían desembarcado los griegos donde fue recibido por las autoridades el 13 de junio. Desde allí empezó un recorrido por las 17 comunidades (Catalunya, Aragón, Navarra, La Rioja, Euskadi, Cantabria, Asturias, Galícia, Castilla-León, Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, Canarias, Andalucía, Múrcia, València, Balears y Catalunya). Después de 41 días viajando por las Españas, llegó a Barcelona el 24 de julio y al día siguiente voló en la punta de una flecha lanzada por Rebollo par encender el pebetero.

72 La historia de amor de Barcelona con los Juegos Olímpicos

UNA INAUGURACIÓN ESPECTACULAR

El fuego prendió tras una ceremonia de inauguración espectacular.

Empezó a las 20 hs con 25 tracas, una por olimpiada. Terminadas, apareció escrito en el centro del estadio Hola, un saludo a los reunidos y a los que veían la ceremonia por televisión. Después sonaron Els Segadors y el Himno nacional de España. Tras ellos pasaron sobre el cielo los aviones del ejército y aparecieron sobre el escenario Montserrat Caballé y Josep Carreras cantando Sou benvinguts. Sonaron los tambores de Aragón, cantó Plácido Domingo y apareció Cristina Hoyos sobre un caballo para bailar una sevillana. Después fue el turno de Alfredo Kraus que puso fin a la parte lírica.

Después llegó el espectáculo El mediterráneo de la Fura dels Baus que supuso la transformación del centro del estadio en el mar mediterráneo.

Después de esta fantasía llegó la parte protocolaria con el desfile de los atletas y los parlamentos del alcalde Maragall, del presidente del COI y del rey Juan Carlos.

Se izó la bandera olímpica y cuando faltaban 20 minutos para las 11 entró el fuego de la mano del regatista Herminio Menéndez que pasó al baloncentista Epi que a la carrera llegó hasta donde estaba el arquero Antonio Rebollo que lanzó una flecha encendida al pebetero que prendió con gran júbilo de los asistentes.

81 La historia de amor de Barcelona con los Juegos Olímpicos

Aún quedaba finalizar la ceremonia y se apostó por una nueva actuación de los cantantes líricos. Como fin de fiesta explotó el cielo de la ciudad con un espectáculo pirotécnico.

 

https://www.youtube.com/watch?v=QRg7WCCsyoI 

 

LOS JUEGOS DE LA GENTE

Los Juegos dieron inicio el 25 de julio con el encendido del pebetero y duraron hasta el 9 de agosto. Esos días Barcelona se echó literalmente a la calle. Todos los barceloneses tomaron las calles, eufóricos y contentos de ser olímpicos.

Uno de los éxitos de las olimpiadas fueron los voluntarios, unos 35.000 barceloneses ilusionados en vivir las olimpiadas desde la primera línea se ofrecieron para ayudar. Su papel fue básico y abrió las puertas a una larga trayectoria de voluntariado en la ciudad.

 

DEPORTES Y DEPORTISTAS

Deportivamente hablando, en Barcelona 92 participaron 9.356 atletas (6652 hombres y 2704 mujeres) representando a 169 países. Compitieron en 28 deportes con 257 especialidades.

 

MEDALLERO

Si las medallas son la medida de la competición deportiva, los ganadores fueron el Equipo Unificado que representaba las antiguas repúblicas de la URSS excepto Estonia, Letonia y Lituania. Se llevaron 112 medallas, 45 de oro. Segunda  fue USA con 108, con 37 oros. Les siguieron Alemania con 82 (33), China con 54 (16), Cuba 31 (14). En sexto lugar del  pódium estuvo España que aunque no tuvo un número muy elevado de medallas, 22 en total, el hecho de que 13 fueran de oro la situó en este puesto destacado.

Un recuerdo a los campeones se mantiene en la Plaça dels Campions, una zona elevada destacada de los jardines de la Vila Olímpica. Fue una iniciativa del periódico El Mundo Deportivo y contó con elpatreocinio de Fontdor, Vichy Catalán y la empresa de pavimentos Escofet. La plaça está dividida en tres partes: a un extremo, una serei de placas con los nombres y la huella de las  manos y la firma de 10 grandes deportistas (Carl Lewis, Magic Johnson, Sergey Bubka, Ladislao Kubala, Pelé, Johann Cruyff y Miguel Indurain), en la parte central, el espacio de mayores dimensiones, está constituido por una serie de placas con los nombres de los 257 medallistas de oro, y al otro extremo, una tercera zona en la que se construyó un pódium.

El espacio, concebido por el equipo MBM arquitectes (Josep Martorell, oriol Bohigas y David mackay) fue inaugurado en setiembre de 1992, tras los fastos olímpicos.

91 La historia de amor de Barcelona con los Juegos Olímpicos

CLAUSURA

Repartidas las medallas se procedió a la ceremonia de clausura de los juegos. tuvo un tono festivo y tras escucharse de nuevos los himnos tomó el escenario El Tricicle que parodió una carrera. Participó la sección montada de la Guardia urbana y la compañía de Cristina Hoyos antes de los discursos de despedida, Plácido Domingo canta el Himno Olímpico mientras baja la nadera. Después el violoncelista Lluois Claret y la soprano Victòria dels Àngels interpretan el cant dels ocells. Comediants realizan un pasacalles. Josep carreras y Sara Brightman interpretan Amigos para siempre. Un momento emotivo fue cuando Cobi, la mascota de los juegos, desapareció en el cielo montado en un globo con forma de barco. Tras los fuegos artificiales la rumba fue la protagonista: Los Amaya, Peret y Los Manolos animan la fiesta. La voz de Constantino Romero pedía a los atletas que bajasen del escenario ya que podía ser peligrosa una concentración tan grande de gente.

Y DESPUÉS LOS JOCS PARALÍMPICS

Terminados los juegos se celebraron los Juegos paralímpics donde el protagonismo lo tendrían deportistas con diversos grados de discapacidad física o sensorial.

Los juegos se despedían así de la ciudad.

Categoría: Cultura | 25 julio, 2017
Redacción: Edu García
Tags:  Barcelona '92,

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Cultura / 20 octubre, 2017

Descubre a Cor Blanc y GANGES, las sorpresas pop más excitantes de la temporada

Hablamos con dos de las bandas más interesantes del inminente Primavera Club.

Cultura / 19 octubre, 2017

Sala Apolo se expande y abre nuevos espacios

La grande se actualiza, La [2] dobla su aforo y nace La [3], un encuentro entre público y profesionales.

Cultura / 18 octubre, 2017

Monumental Club, una nueva propuesta de ocio y cultura

El 28 y 29 de octubre la plaza Monumental de Barcelona acogerá música en directo, DJs, mercadillo, gastronomía y talleres infantiles.

Cultura / 17 octubre, 2017

DOCfield vuelve para convertirse en referencia internacional de la fotografía documental

El festival de fotografía documental alcanza su quinta edición. Entre el 19 de octubre y el 30 de noviembre se programarán un total de 25 exposiciones.