R t V f F I
guerras-del-siglo-xxi-1 guerras-del-siglo-xxi-palestina-gaza-2 guerras-del-siglo-xxi-palestina-gaza-3 guerras-del-siglo-xxi-palestina-gaza-4 guerras-del-siglo-xxi-palestina-gaza-5 guerras-del-siglo-xxi-palestina-gaza-6 guerras-del-siglo-xxi-palestina-gaza-7 guerras-del-siglo-xxi-palestina-gaza-8 guerras-del-siglo-xxi-palestina-gaza-9

Guerras del Siglo XXI (I)

Dibujantes de cómics como Joe Sacco también se ocupan de la actualidad internacionales, como atestiguan varias obras recientes sobre Palestina/Israel.

Categoría: Cultura | 5 agosto, 2014
Redacción: Pepo Pérez

El cómic contemporáneo también se ocupa de la realidad de los conflictos internacionales, como atestiguan varias obras recientes sobre Palestina/Israel. Es el caso de dos trabajos del dibujante estadounidense Joe Sacco (1960), maestro del cómic periodístico especializado en investigar zonas del mundo en conflicto como Palestina, Bosnia durante la guerra con Serbia o Irak tras la invasión estadounidense. Licenciado en periodismo y hoy colaborador de medios como The Guardian, Sacco se dio a conocer en los noventa con sus reportajes en cómic sobre la vida en Gaza, a donde viajó en 1991 para investigar la Primera Intifada, un trabajo plasmado en la novela gráfica Palestina. En la franja de Gaza (1993-1996).

De Sacco se ha dicho que ha actualizado en el cómic el legado del Nuevo periodismo por su rechazo a determinadas actitudes de la prensa corporativa, su preocupación por la historia marginal y su correlativo cuestionamiento de la historia oficial al dar voz a colectivos poco representados en los medios convencionales. El propio hecho de usar el cómic como medio, al margen de los canales periodísticos corporativos, y de que Sacco se autofinancie los viajes a las zonas en conflicto le han garantizado la independencia editorial.

En tanto autor de cómics, Sacco es heredero en buena medida de la tradición del cómic underground autobiográfico iniciada en los primeros setenta, la misma de la que procede el Maus (1978-1991) de Art Spiegelman; una tradición que, como ha señalado Charles Hatfield, rechaza la fantasía y la ficción para promover la historia, el reportaje, el ensayo y la memoria. Los principales referentes del cómic para Sacco son de hecho Robert Crumb, el gran maestro del comix underground, y Will Elder, un dibujante satírico conocido por sus colaboraciones con Harvey Kurtzman, el fundador de la revista MAD y padre espiritual del underground norteamericano. De la tradición periodística Sacco eligió como maestro de cabecera a George Orwell, y de la literatura de Céline aprendió el uso de la frase corta.

En sus cómics periodísticos, Sacco suele incorporar a la narración el proceso de realización del propio reportaje, incluyendo los testimonios contradictorios o coincidentes –en ocasiones de las dos partes en conflicto–, las pistas falsas de su investigación y las alusiones al material descartado, y a veces compara los testimonios recabados con los titulares de prensa sobre los mismos hechos para mostrar el uso ideológico del lenguaje periodístico. Con todo ello viene a señalar que cualquier noticia llega ya filtrada al lector, en tanto relato que cuenta alguien. Por la misma razón Sacco se introduce como personaje en sus historietas, un elemento del cómic autobiográfico que en sus obras tiene una finalidad periodística: de nuevo, hacer visible al autor del relato, para no ocultar su punto de vista y mostrar la falacia de la “objetividad” del periodista. Por ejemplo, en sus trabajos sobre los palestinos Sacco no esconde su sesgo en favor de éstos, pero al mismo tiempo persigue la honestidad en tanto cualidad crucial de un periodista. “Los palestinos no son angelitos, incluso aunque yo pueda estar de acuerdo en que se merecen un Estado propio”, explicaba Sacco al autor de estas líneas en una entrevista de 2002 publicada en Rockdelux. “Cuando ellos decían cosas que me ofendían, o que yo sabía que ofenderían al lector, seguía pensando que era importante transmitir eso honestamente”.

El autor volvió a Gaza hace diez años para investigar a fondo dos oscuras matanzas de civiles palestinos a manos de soldados israelíes ocurridas allí en 1956, durante la crisis de Suez, de la que apenas había quedado rastro documental. El resultado fue la monumental Notas al pie de Gaza (2009), cuatrocientas páginas que entremezclan el pasado —reconstruido como historia oral mediante múltiples testimonios— y el presente de los palestinos, a menudo superpuestos en la misma página gracias al diseño que permite el cómic. De este modo Sacco establece las relaciones entre la violencia del pasado y la de un presente donde el autor, que una vez más se dibuja a sí mismo realizando su investigación, muestra el derribo de casas palestinas como represalia israelí o las noticias sobre el nuevo suicida palestino inmolado.

De su primera estancia en la Gaza de la Primera Intifada Sacco nunca olvidó “el barro. Y también la sensación de que nada iba a cambiar nunca”, recordaba en 2002. “Bueno, hay cosas que han cambiado. La mayoría a peor. Y aunque los israelíes aún no han llevado a cabo en Gaza el tipo de ataques de estos días en la Franja Norte, es evidente que pueden hacerlo cuando quieran”. Desgraciadamente, como podemos ver estos días, Sacco no se equivocaba.

 

Más: Bernardo Vergara, historietista conocido por su trabajo en medios como El Jueves, Público, El Diario.es o el reciente Orgullo y satisfacción, publicó en 2013 Palestina. Un vistazo al pasado, una mirada al presente, un magnífico cómic documental de 20 páginas donde revisa también las relaciones históricas entre la historia de violencia —y de terrorismo, por cierto— sobre la que los judíos fundaron el Estado de Israel y el presente de los palestinos. La historieta es de libre difusión y puede descargarse gratuitamente desde aquí.

Y para conocer en un contexto histórico más amplio la relación entre Oriente Medio y el principal aliado de Israel, Estados Unidos, es igualmente recomendable Los mejores enemigos. Una historia de las relaciones entre Estados Unidos y Oriente Medio (Primera Parte. 1783-1953) (2011), una novela gráfica de Jean-Pierre Filiu, historiador experto en el mundo árabe, y el dibujante David B., cuyo segundo volumen acaba de publicarse en Francia.

Categoría: Cultura | 5 agosto, 2014
Redacción: Pepo Pérez
Tags: 

Sección patrocinada por

Laie | Passeig de Gràcia

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Cultura / 8 agosto, 2018

¿Qué pensarán de mí…?

Vivir una vida limitante. Una nueva entrega de “Sano y salvo”.

Cultura / 3 agosto, 2018

Hivern Discs celebra sus 10 años en Vila Habana

Con un cartel formado por John Talabot, Ben UFO, Inga Mauer, Aleksi Perälä, Khidja, C.P.I. y más.

Cultura / 2 agosto, 2018

“La llum negra” celebra la influencia de las tradiciones secretas en el arte contemporáneo

Burroughs, Tàpies, Michaux, Jodorowsky y más se dan cita en esta esotérica exposición del CCCB.

Cultura / 2 agosto, 2018

Shomei Tomatsu y el Japón de la posguerra

La Fundación MAPFRE acoge una amplia exposición del fotógrafo realista japonés.