R t V f F I
cala-vento-paseo-de-gracia

Cala Vento, un asalto de post-hardcore emocional desde l’Empordà

El dúo catalán forma parte del cartel de Cruïlla Festival

Categoría: Cultura | 12 junio, 2017
Redacción: Álvaro García Montoliu

cala vento paseo de gracia Cala Vento, un asalto de post hardcore emocional desde lEmpordà

En menos de un año, Cala Vento han trazado un rápido recorrido de joven promesa de la escena indie rock catalana a realidad asentada. Apadrinados por un sello con la reputación de BCore y bajo la tutela Eric Fuentes (The Unfinished Sympathy), el dúo formado por los ampurdaneses Aleix Turon y Joan Delgado sigue tirando del enérgico y emotivo legado del post-hardcore en su nuevo disco, “Fruto Panorama”, uno de los más esenciales de la temporada. Antes de su actuación el 8 de julio en Cruïlla Festival junto a artistas como Ryan Adams, Benjamin Clementine, Exquirla (la unión de Toundra y Niño de Elche) o Enric Montefusco, hemos conversado con Joan para que nos hable de este nuevo trabajo, de si son tan rápidos también en el estudio, del poder de la música en los tiempos negros que corren y mucho más.

 

Hay el tópico de que el segundo disco siempre es difícil, pero vosotros lo habéis sacado rapidísimo. ¿Teníais mucha confianza en el material que teníais? 

Cuando empezamos a componer el segundo disco no pensamos en ningún plazo, ningún objetivo para las canciones. En el momento en el que reunimos unas 15 ideas decidimos entrar a grabarlas, resultaba lo lógico si ya las teníamos. Con Éric le dimos más vueltas porque al principio era muy similar al primero. Cuando todo estaba más claro las canciones ganaron en confianza. Estábamos muy seguros del disco y aún lo estamos, muy contentos con las canciones y, sobre todo, el sonido que le hemos sacado.

¿Os veis sacando un álbum a un ritmo anual?

No creo. Lo que pasó con este disco es que el álbum debut lo sacamos en febrero de 2016, pero lo teníamos hecho desde hace mucho tiempo y llevábamos un año tocando esas canciones tocando esas canciones. Ahora nos hemos sincronizado con el proceso de componer las canciones, grabarlas en el estudio, editarlas y girar. No tenemos material como para sacar el tercer LP el próximo enero, pero acabará saliendo tarde o temprano porque las ganas de crear y componer siempre están.

¿Las canciones os salen tan rápido en el estudio como parece? 

Es un proceso rápido porque no le damos muchas vueltas. Trabajábamos una idea en nuestra casa y luego la ponemos en común en el local. Ya en el estudio rematamos algún aspecto como la melodía, pero la base se queda. Cuando tenemos tiempo o inspiración le damos más vueltas. Lo que nos gusta es ir al estudio con todo clarísimo para entrar, grabar y salir. No vamos a componer, eso es lo hacemos en nuestro local o nuestras casas.

Parece haber cambiado bastante respecto al debut.

En términos de sonido lo grabamos todo con Santi García de Ultramarinos Costa Brava. Antes ya habíamos trabajado con él, pero en este segundo lo hicimos todo con él, porque tenía muy claro cómo quería que sonase el disco a nivel de sonido. Hicimos cosas como grabar la batería con reverb natural en el comedor de una casa.

 Las canciones al principio eran parecidas a las del primer disco a nivel de estructura.  Cuando nos dimos cuenta, las reestructuramos. Para entendernos, “Antes de él” y “El mejor momento de mi vida” eran para el primer disco, así que tuvimos que cambiarlas completamente para entrar aquí.

¿Qué enfoque temático que habéis planteado para este disco? 

Son cosas que nos han ido pasando, no nos hemos inventado nada. Cosas que han ocurrido a raíz de un disco, a estar en BCore…

Con temas como 6.000 millones me gustaría preguntaros por el papel que crees que tiene la música en los tiempos que corren.

 La escribió Aleix por el tema de los refugiados. Personalmente creo que la música tiene poder. Si hay mucha gente que escucha tus canciones puedes llegar a influirles o que se sientan identificados con ella. La música juega un papel importante en eso y mucho más aspectos. Es importante que todos tengamos claras nuestras ideas y hagamos lo máximo para cambiar el mundo y la sociedad.

¿Qué supone para vosotros que Eric Fuentes de The Unfinished Sympathy produzca vuestros discos?

Cuando lo conocimos gracias a Converse me hizo especial ilusión porque desde adolescente escuchaba a The Unfinished Sympathy. Cuando le conocimos flipé, e imagínate cuando dijo que le gustaba nuestra música y que quería grabar con nosotros. Ahora mismo, aunque no toca en Cala Vento, forma parte del grupo, a nivel de sonido e ideas. Es como de la familia porque ha seguido todo el proceso desde el principio. Aún nos llamamos para preguntarnos cosas.

Me consta que cambiasteis l’Empordà por Barcelona hace unos años.

Los dos somos de l’Empordà, él de Figueres y yo Torroella de Montgrí. Ahí no hay universidad, así que los dos llevábamos más de 7 años viviendo en Barcelona. Aleix se ha vuelto ya a Figueres y yo me vuelvo en unas semanas al pueblo.

¿Es un cambio que ha marcado significativamente vuestra música?

Cala Vento se formó en Barcelona porque los primeros ensayos y conciertos se hicieron allí. Desde hace un año hemos empezado a ensayar en el local de casa de mi padre en l’Empordà. Ahora que hemos terminado la carrera queremos dedicarnos a tope en el proyecto y la manera era volver al pueblo y evitar gastos, porque Barcelona está muy cara. Aquí podemos ensayar tranquilamente, sin tener que pagar locales por horas, que es lo que hacíamos en Barcelona. Te brinda comodidad, estar a tu aire. El contratiempo es que estamos muy lejos de todo, pero ya nos vamos a ir acostumbrando.

¿Cómo ha cambiado vuestra relación ahora que compartís grupo?

Siempre decimos que somos una pareja. Al ser solo dos hablamos cada día, estamos todo el día juntos… Antes de Cala Vento nos conocíamos porque teníamos otras bandas, y habíamos tocado juntos en el mismo grupo tres o cuatro veces. Como somos de l’Empordà y hay muy poca escena y coincidimos rápido y él pensó en mí para el dúo. Creo que no hemos estado ni un día sin hablar.

¿Qué dirías qué aporta cada uno al grupo y de qué manera la música sería distinta si no fueseis un dúo?

 Está muy bien ser dos porque nos comunicamos muy bien. Como no hay intermediarios, cuando hay una discusión solo hay que convencer al otro aportando cosas. Está bien que los dos hagamos las canciones, que no lleve la voz cantante uno. Es muy bonito porque sientes que las canciones son de los dos a partes iguales. En mi primer grupo éramos 5 y no tiene color con un dúo. Es comodidad a nivel de alojamiento, viajes, comida, ensayar… Y no tenemos grupo de Whatsapp. Lo único negativo es que a la hora de compartir gastos solo se hace entre dos.

Habéis llegado a sonar en Los 40. No sé cómo os lo tomáis. Hace poco alucinaba con la reacción de muchos fans de The xx que se sentían decepcionados porque la banda había irrumpido en la radiofórmula. 

Lo hablamos con Aleix y es bueno, ojalá pudieras escuchar punk en Los 40, que hubiese más diversidad. Nunca puede ser malo eso Cuando hablamos con el presentador, Arturo Paniagua, que es quien nos lo pidió, pensó que lo mejor no queríamos ir. Le dijimos que ojalá hubiese más música alternativa en la radiofórmula. Nos dejó pinchar lo que nos dio la gana.

Está muy bien que radios tan tochas o con tanto poder den oportunidad a artistas pequeños o que se escapan de lo típico. Algunos amigos sí nos dijeron que ya nos vale.

¿Cómo plantearéis el directo en Cruïlla?

Como no estamos acostumbrados a tocar en festivales grandes vamos a plantear un directo más enfocado a esos grandes escenarios. Tras una gira de 60 conciertos en salas pequeñas para presentar este disco, ahora apetece enfrentarse a multitudes y cambiar el directo, la manera de tocar. No tendremos problema con el sonido porque nos dejan poner el volumen que nos dé la gana, algo que en sala te limitan. Vamos a disfrutar con este formato.

¿Cómo se os presenta el verano? 

No se gira por salas porque a la gente le da cosa encerrarse en verano, pero hay muchísimo circuito de festivales. Tocamos en cada semana, pero el más grande es el Cruïlla. Solemos hacerlo en festivales pequeños. Tocar todo el verano es muy guay y es lo que queremos hacer en esta época del año.

Con todas las cosas que os han pasado, que habéis tocado hasta en el SXSW, ¿no contemplais un descanso aunque sea pequeño?

Ya estamos planteando qué haremos en 2018. Si fuese por nosotros seguiríamos tocando muchísimo, pero también queremos descansar un poco. Intentar dejar de tocar aquí un tiempo e ir fuera. No sé cómo ni con qué medios, pero salir de España.

Aún no está planeado, pero tocará parar unos meses y hacer un disco nuevo. Ya tenemos canciones y alguna idea , que también hay ganas.

 

Categoría: Cultura | 12 junio, 2017
Redacción: Álvaro García Montoliu
Tags:  Cala Vento, Cruïlla Festival,

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Cultura / 14 agosto, 2017

La Festa Major de Gràcia cumple 200 años

No te pierdas la Festa Major de Gràcia del 14 al 21 de agosto.

Cultura / 2 agosto, 2017

Art Nou volverá a llenar Barcelona de arte emergente

Entre el 5 y el 23 de septiembre en distintas galerías de Barcelona y L’Hospitalet

Cultura / 1 agosto, 2017

Vuelven las sesiones de verano de CCCB con un ciclo sobre mujeres rebeldes del cine

Gandules ofrece una selección de películas a cargo de la investigadora feminista María Castejón.

Cultura / 1 agosto, 2017

Festigàbal presenta conciertos gratuitos de Museless, beGun o Hidrogenesse

El festival organizado por Heliogàbal vuelve el 18 y 19 de agosto en los Jardins de la Sedeta.