R t V f F I
(1) (2) (3) (3) (4) (5) (6) (7) (8) (9) (10) (11)

Barcelona también tiene una estatua de la libertad

Edu García explica la historia de nuestra particular estatua, situada en la Biblioteca Pública Arús, en el Passeig de Sant Joan 26.

Categoría: Cultura | 30 octubre, 2018
Redacción: Edu García

Que la estatua de la libertad está en la bahía de Nueva York, al sur de Manhatan, en la isla de la Libertad, es algo bien conocido por todos pero seguramente una gran mayoría de personas desconocen que en Barcelona también tenemos una estatua de la libertad. Es más pequeña y  no podemos entrar en su interior, no la veremos en medio de la vía pública a no ser que nos detengamos ante el portal del edificio en el que se encuentra y, al mirarla, descubriremos que su mano no levanta una antorcha sino que lo que nos ilumina es una bombilla.

 

18 Barcelona también tiene una estatua de la libertad

 

LA ESTATUA NEOYORQUINA

El monumento, de 92 metros altura (46 de estatua y 46 de la base) fue ideado por Frédéric Auguste Bartholdi y cuenta con una estructura interna que la sostiene y que permite entrar en el interior obra de Gustave Eiffel. Fue un regalo que los franceses hicieron a los estadounidenses para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos (el 4 julio de 1776) y quiere simbolizar, además, la amistad entre las dos naciones. Aunque la primera idea del monumento, inspirado en el coloso de Rodas, una de las siete maravillas del mundo antiguo, es de 1870, no se empezaron a recaudar los fondos necesarios para su construcción hasta 1874 y se procedió un año después a su construcción con la esperanza que quedara lista para 1876, año del centenario de la Declaración de Independencia, aunque no se llegó a tiempo. Una parte del monumento, el brazo que sostiene la antorcha, se presentó entonces en la Exposición de Filadelfia y dos años más tarde la cabeza se vio en la de París. En 1881 se iniciaba su construcción. Los Estados Unidos se encargaron del pedestal y los franceses de la estatua y su ensamblaje. El 28 de octubre de 1886 se inauguraba. Desde entonces se ha convertido en uno de los símbolos no solo del nuevo mundo sino también de la libertad. Con esta connotación de un nuevo mundo y de símbolo de libertad el monumento tuvo una gran difusión entre las gentes que vieron a finales del siglo XIX. Las esperanzas de cambio, de progreso y mejora general de la sociedad encontraron en la estatua su símbolo y como tal se popularizó. En este contexto se encuentra nuestra Estatua de la Libertad barcelonesa.

 

EN LA BIBLIOTECA ARÚS

La Estatua de la Libertad barcelonesa se encuentra presidiendo la escalinata de acceso, en el vestíbulo, de la Biblioteca Pública Arús, situada en el Passeig de sant Joan 26.

 

21 Barcelona también tiene una estatua de la libertad

 

La biblioteca abrió sus puertas el 24 de marzo de 1895 según la disposición testamentaria del industrial y filántropo Rossend Arús (1845-1891), hombre de teatro y periodista, de ideología republicana, catalanista, librepensador y masón. La voluntad de Arús era que, a su muerte, se a construyera en la casa donde vivió, una biblioteca que sirviera para la formación de la gente trabajadora. Sus albaceas, Valentí Almirall y Antoni Farnés, llevaron a cabo sus deseos. El arquitecto Bonaventura Bassegoda i Amigó y su tio, el contractista Pere Bassegoda i Mateu, se encargaron de la parte arquitectónica y Josep Lluis Pellicer de la decoración interior.

 

31 Barcelona también tiene una estatua de la libertad

 

Señalizada con un cartel de hierro y cristal de colores, como si se tratara de un farol, cuenta con una entrada desde la calle. Tras la puerta se accede a un primer vestíbulo donde se encuentran una serie de placas de las logias masónicas a las que Arús perteneció. La web de la biblioteca recoge su actividad en la masonería: “ingresa en la masonería el 16 de mayo de 1866 en la logia La Fraternitat núm 1 de Barcelona, y en 1884 ya tiene el grado 33 (grado máximo según el ritual escocés). También lo encontramos como miembro de otras logias: La Verdad, núm.17 (Barcelona), el Gran Capítol Català, Pureza núm.2 (Lisboa), Unión Ibérica núm.252 (Madrid), La Sagesse (Barcelona), Perfetta Unione (Itàlia) y en el Gran Consejo de la masoneria portuguesa. Creó la logia Avant núm.149 (Barcelona) de carácter catalanista y de la que se convierte en maestre venerable. En 1886 se celebró la Asamblea Constituyente de la Gran Lògia Simbòlica Regional Catalana y Rossend Arús fue escogido gran maestre de la masonería catalana”.

 

41 Barcelona también tiene una estatua de la libertad

 

Se abre aquí una escalinata de mármol blanco, dividida en tres tramos, flanqueada por columnas jónicas e iluminada por cuatro enormes candelabros de bronce y cristal. El acceso a la biblioteca presenta un aire misterioso, no entramos a un lugar normal, parece que entremos en una máquina del tiempo.

 

51 Barcelona también tiene una estatua de la libertad

 

Flanqueada la puerta, en el recibidor de la biblioteca, dando la bienvenida a los visitantes, se encuentra la estatua de la libertad. La realización de la obra se debe al prolífico escultor Manuel Fuxà y al broncista Odoardo Luis Razzauti. Es posible que el broncista realizó la túnica, copiada del original, y que a ésta se le añadieran el rostro, las manos y los pies. Es muy posible que la escultura fuese realizada a partir de alguna de las muchas miniaturas de la escultura que la empresa Gadget et Gauthier & Cie comercializaba y con los que obsequió a los asistentes a la inauguración y que bien el escultor, bien Almirall o alguien de su círculo pudieron recibir de alguno de sus amigos franceses asistentes.

 

61 Barcelona también tiene una estatua de la libertad

 

En esta biblioteca extraordinaria era normal que se situara una réplica de una estatua tan cargada de simbología. En este sentido, en el libro que sostiene en la mano tiene inscrita la leyenda Alma Libertas, la libertad del alma, como corresponde a los ideales de la masonería a la que pertenecían.

 

71 Barcelona también tiene una estatua de la libertad

 

Pasado el vestíbulo se llega a una sala ancha con las paredes totalmente recubiertas de librerías en dos plantas donde se guardan libros encuadernados. En sus orígenes la biblioteca se dotó de los 4.000 volúmenes de la biblioteca particular de Arús y se enriqueció con 20.000 títulos más adquiridos expresamente para la inauguración. Hoy, enriquecida con adquisiciones y legados, la biblioteca, que está especializada en movimientos sociales, obreros y masonería, cuenta ya con 74.000 volúmenes.

En el centro de la sala, dos grandes vitrinas muestran diversas exposiciones.

 

81 Barcelona también tiene una estatua de la libertad

 

Tras esta sala se encuentra la sala de lectura, la más destacada de las que configuran la biblioteca. Alineadas a ambos lados  de la sala se extienden dos grandes mesas dobles inclinadas de madera con puntos de luz en medio y, enfrente a ellas, cómodas sillas para posibilitarla lectura. La sala está totalmente rodeada de estanterías colmadas de libros dejando sobre ellos ventanales y plafones en el que aparecen escritos los nombres de ilustres de la cultura (Servet, Darwin, Moisés, Mahoma, Poe, Victor Hugo, Miguel Ángel, Fortuny, Mozart).

 

91 Barcelona también tiene una estatua de la libertad

 

Saliendo de la biblioteca por la escalera por donde hemos entrado vemos un busto del promotor. Sólo se ve al salir con una clara muestra de modestia.

 

101 Barcelona también tiene una estatua de la libertad

FELIZMENTE CASADA

Esta curiosa escultura no es la única vinculación barcelonesa del monumento nuevayorkino. En Barcelona miss Liberty tiene, desde 1992, a su marido: el monumento a Colón. Fue una acción artística, el Honeymoon Project, que impulsó el artista Antoni Miralda. En el desierto de Nevada, a 40 km de Las Vegas, se llevó a cabo la ceremonia por la que, tras 6 años de preparación, las estatuas nuevayorkina y la barcelonesa contraían matrimonio ante diversas personalidades, entre ellas, los alcaldes de ambas ciudades. Seguro que Colón será, como nosotros, bienvenido si quiere acercarse a Passeig de Sant Joan a visitar a su cuñada.

 

111 Barcelona también tiene una estatua de la libertad

Categoría: Cultura | 30 octubre, 2018
Redacción: Edu García
Tags: 

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Cultura / 16 noviembre, 2018

El rock catalán también tendrá una historia oral

La editorial Contra publicará en diciembre “Tocats de l’ala”, de Oriol Rodriguez.

Cultura / 15 noviembre, 2018

El amor y los efectos del afecto

DOCfield presenta su sexta edición en torno al amor. Aquí un repaso a lo mejor de sus exposiciones.

Cultura / 14 noviembre, 2018

El club de los inseguros

Aprender a creer en uno mismo. Una nueva entrega de “Sano y salvo”

Cultura / 13 noviembre, 2018

El gran sacrificio de la libertad

El Balcón del Foyer del Gran Teatre del Liceu acoge una muestra vinculada a la ópera Kàtia Kabànova de Leoš Janá?ek