R t V f F I
anna-bonny-paseo-de-gracia paseo-de-gracia-anna-bonny-interior

Anna Bonny, moda tras la mastectomía

Hablamos con Noelia Morales, la creadora de esta marca, cuya genial y audaz campaña a cargo de Bendita Gloria triunfó en los Premios ADG Laus.

Categoría: Cultura | 14 julio, 2017
Redacción: Álvaro García Montoliu

anna bonny paseo de gracia Anna Bonny, moda tras la mastectomía

En la reciente edición de los Premios ADG Laus el estudio Bendita Gloria se alzó como ganador indiscutible gracias a premios como el Laus Aporta-Fundació Banc Sabadell, que destaca la aportación social, económica y cultural de su trabajo. Hablamos de la sensacional campaña que han articulado en torno a los productos de Anna Bonny, una firma de moda pionera que vende parches para mujeres que tras la mastectomía deciden no pasar por una reconstrucción. De ella se destacó que “la carga emocional, conceptual y visual de la marca -y de sus productos- tiene una profundidad que deja sin palabras”.

¿Se acaba la feminidad con la mastectomía? Con esta potente y reflexiva pregunta arranca un manifiesto / catálogo que destaca todos los valores de una marca que se inspira en los parches pirata para cubrir la cicatriz y que, a la vez, abrir un debate muy necesario en una sociedad que parece no estar todo lo informada de lo que cabría esperar. Hemos hablado con su creadora, Noelia Morales, sobre cómo se lanzó a emprender esta aventura.

 

¿De dónde surge el nombre Anna Bonny?

Todo lo que rodea a Anna Bonny tiene mucha magia, es muy gracioso. Las metáforas que se usan siempre para el cáncer son guerra, lucha… Todo era redondo. Queríamos dar la vuelta a eso: ver el cáncer como una aventura, porque la vida no sabes cómo termina y en ella hay riesgos. Cuando ves a alguien con un parche pirata sabes que debajo hay algo que no va bien, pero es una persona que te parece atractiva, que ha resuelto bien la pérdida. Buscando piratas de leyenda encontré a Anna Bonny. De ella hay cierta documentación. Era una mujer que dirigió su vida: era bisexual, utilizaba su belleza para capturar a los piratas malos… fue capturada y la noche antes de su ejecución desapareció. Hicimos un brainstorming entre todos los amigos relacionados con el proyecto y el de Anna Bonny no lo teníamos muy claro, pero al llegar a su estudio, Bendita Gloria se encontraron una bandera pirata en el balcón. Así se quedó.

¿De qué manera conseguiste esquivar esas convenciones de la sociedad que inducen a pensar que lo más normal es reconstruirse el pecho en estos casos?

Con información. Al principio piensas que es lo más normal, al fin y al cabo todo el mundo se hace los pechos. Siempre se habla de reconstrucción inmediata y yo cuando llegaba a casa googleaba, como todo me chirriaba preguntaba al médico. Cada paso que haces es una cirugía y cuando te diagnostican de un cáncer lo que quieres es estar curada. Es un proceso duro y largo y pensar que una vez curada me iba a pasar 8 o 10 meses para reconstruirme el pecho no le veía sentido. Y, sobre todo, es que me preguntaba los motivos por lo que tenía que hacer eso y no encontraba respuesta. Se habla mucho de la pérdida de feminidad: yo no siento que la haya perdido, o que sea menos mujer o menos atractiva. La reconstrucción sólo tiene que venir si te quieres ver más sana con ella. Si estás mal con un pecho, adelante.

¿De qué materiales están hechos los parches y de dónde es su procedencia?

Es un proyecto idea. Pero el producto no tiene tanto: es un trozo de tela que cubre una parte del pecho. Nosotros lo queríamos hacer de la mejor manera posible y que fuese un proyecto sostenible en términos de negocio. Las sedas son británicas, lo elegimos porque es el tejido que mejor se lleva con la piel; las cintas son Mokuba, que tienen mucha durabilidad; se hacen en unos talleres de Esplugues; y las cajas se hacen a mano en Barcelona.

paseo de gracia anna bonny interior Anna Bonny, moda tras la mastectomía

Me parece interesante que también compartas en la web el patrón. ¿A qué se debe esto?

No hay ninguna marca que haga esto. Al principio estaba segura de que la encontraría, no podía ser que nadie más lo haya hecho, pero nunca ha existido. La gente me hablaba de protección y patentarlo. Yo pensaba justo lo contrario. No puede ser que las mujeres que tenemos un pecho no tengan esta opción y quería que existiera y que todo el mundo pudiese hacerlo. Quería compartirlo porque además el coste de esto es alto. Me da mucha rabia no poder hacer modelos más económicos, pero de momento con esta calidad y pagando un precio justo no es posible. También se encarece porque es reversible. No quería que se preguntase a las mujeres qué pecho le han quitado. Así que terminé poniendo un patrón sencillo que tú misma lo puedes usar en casa. Hay más descargas que ventas.

¿Cómo trabajasteis con el estudio de diseño Bendita Gloria para esta campaña? ¿Ese manifiesto / discurso de marca lo tenías ya claro o lo trabajaste con ellos?

Ha sido un romance perfecto porque cuando ellos entraron en el proyecto aún no teníamos el parche, teníamos una idea abstracta. Hay nexos emocionales porque el padre de Santi Fuster fue mi doctor durante el cáncer. Me encanta el trabajo de Bendita Gloria, pero no sabía que tenía esa relación con ellos. A partir de ahí fuimos juntos en el proceso: vimos el primer parche terminado, escogimos los colores, teníamos muy claro hacer un catálogo que no fuese al uso, el packaging, la dirección de la fotografía. Siempre venían con una solución perfecta.

Fue el estudio más laureado en los ADG Laus, precisamente por trabajos como el vuestro. ¿De qué manera crees que os puede ayudar este reconocimiento a vuestra aportación a la sociedad?

El objetivo es que haya divulgación y que se dé a conocer. Si a través de ADG Laus llega a una parte de la sociedad que de otro modo no llegaría, genial. Estamos en una fase en la que todos los esfuerzos van a la divulgación del proyecto. Creo que si a una mujer ahora le diagnostican cáncer de pecho y ve que existe Anna Bonny se aliviará.

¿Queda mucho trabajo por hacer tanto en publicidad como en la sociedad en general?

Hay muchísimo. Acceso a la información tenemos todo, pero cuánto te metes es lo importante. El sector médico está ante un paciente mucho más educado y cultivado y el camino debería ser que el paciente se responsabilice de lo que pasa y que el médico te acompañe durante el camino porque en un cáncer tampoco sabe muy bien cuál va a ser ese camino. El gran trabajo que queda por hacer es quitar de la cabeza la idea de que el paciente está completamente en las manos del médico porque somos capaces de entender lo que nos pasa.

Sin hablar ya sobre cómo situamos socialmente a la mujer. Hay eslóganes de prótesis que son “para que vuelvas a sonreír”. ¿Qué estamos diciendo? ¿Que con un pecho no sonríes? ¿Que no eres mujer? ¿Que no eres femenina? ¿Que te van a rechazar? ¿Que no te van a desear? ¿Cuál es el mensaje cuando te empujan a una reconstrucción, que no vales?

Categoría: Cultura | 14 julio, 2017
Redacción: Álvaro García Montoliu
Tags:  Anna Bonny, Bendita Gloria,

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Ad

Contenidos relacionados

Cultura / 20 noviembre, 2017

Malpaso edita la única biografía autorizada de Paul McCartney

Obra de Philip Norman, uno de los escritores que más sabe en materia de The Beatles.

Cultura / 16 noviembre, 2017

El FAD presenta un acto de reconocimiento a la fotoperiodista Colita

Una de las retratistas esenciales de la Gauche Divine y la Nova Cançó.

Cultura / 15 noviembre, 2017

La impagable puesta de escena de Osaka Monaurail, este sábado en Marula

La banda japonesa rinde tributo al mejor funk de finales de los sesenta.

Cultura / 15 noviembre, 2017

Vuelve Monumental Club con música, market, food trucks y actividades familiares

Dos largas jornadas el 25 y 26 de noviembre en la plaza Monumental de Barcelona.