R t V f F I
Absolutismo

Absolutismo

Vivimos en la sociedad del "todo o nada", del "blanco o negro", una sociedad absolutista donde las contradicciones o los puntos medios no están permitidas.

Categoría: Cultura | 25 junio, 2015
Redacción: Eulàlia París

En la sociedad que nos ha tocado vivir, la exigencia y la eficiencia son valores sociales imperantes. En sí, no son valores ni buenos ni malos.
Dice mucho de nosotros querer que las cosas salgan lo mejor posible y que para lograrlo nos esforcemos.
La cuestión es cuando esa exigencia y eficiencia pretendemos acercarla a la perfección y a la productividad sin límites: todo tiene que salir perfecto siempre, no puede ser menos de 10.
Rendir ad infinitum.
Todo y siempre son palabras enormes, absolutas.

El psicólogo Erich Fromm escribía en los años 70 del pasado siglo sobre lo que él llamó el mercado de la personalidad: “Si para ganarse la vida se pudiera depender de lo que se sabe y lo que se puede hacer, la propia estima estaría en proporción con la propia capacidad, con el valor de uso, pero como el éxito depende en gran medida de cómo se vende la personalidad, el individuo se concibe como mercancía o, más bien, simultáneamente como el vendedor y la mercancía que vende…”.

En la sociedad en la que los individuos valemos por objetivos y resultados, por conseguir el éxito a ultranza, por mostrarnos ambiciosos, por conseguir la fama, en esta sociedad del individuo-Rey, ¿dónde quedan entonces los errores, los fracasos, los lacayos, el nosotros?
Equivocarse equivale a fracasar, descansar está mal visto y enfermar se vive como un molesto impedimento.

El filósofo coreano afincado en Alemania, Byung-Chul Han, tiene un célebre libro “La sociedad del cansancio” donde reflexiona sobre cómo el exceso de positividad nos está conduciendo a una sociedad del cansancio, que produce agotados, fracasados y depresivos.
Es la imagen de la rueda de hámster.
Vivimos en la sociedad del “todo o nada”, del “blanco o negro”. En resumen, una sociedad absolutista donde las contradicciones o los puntos medios no están permitidas.
Lo absoluto nos lleva a desechar lo otro: lo positivo versus lo negativo.

En el campo emocional esto se da muy a menudo. Hay pacientes que me dicen “No me gusta estar así (=triste). Tengo que ser alegre”.
La alegría -como cualquier otra emoción- es un estado, o sea que permuta, es pasajera.
Puedo sentirme alegre, pero viene mi jefe y me confronta a gritos por algo. Así que después puedo estar enfadado, agresivo, triste, con un mal sabor de boca. La alegría, por una circunstancia externa, se ha transformado en cuestión de segundos en otra emoción.

Uno de los peores males -porque crea gran insatisfacción- es esta visión confrontada en la que dividimos el mundo: el bien (o lo bueno) tiene que ganar al mal (o lo malo).
Podríamos aprender de la visión polar de los orientales, que lo tienen claro hace siglos. No se trata tanto de o uno u otro, como de uno y otro.
El famoso yin y yang me parece una preciosa imagen simbólica inclusiva.

Yo no soy alegre, puedo tender a la alegría, pero la vida me ocurre y me hace sentir otras emociones, más allá de mis ideales (tengo que ser alegre). Así que a veces estoy alegre, y otras estoy triste y otras enfadado. Y quizás tengo motivos para estarlo en lugar de rebelarme.
No se trata de conseguir el éxito a toda costa o de creerse un fracaso si no se consigue lo que uno se haya propuesto. Probablemente esta palabra tiene unas connotaciones muy pesadas. Quizás se trata de hacerlo lo mejor posible, de intentarlo, y si no sale, revisar y aprender… para volverlo a intentar de otro modo.

Eso es lo que más calma: revisar valores y darnos permiso para visitar opuestos.
La palabra claroscuro me resulta muy sugerente en ese sentido: es inclusiva, recoge la luz y la oscuridad a la vez.

Agradecimientos: a Xavier Grau por el Naming de la sección y a la fotógrafa
Carolina Sainz por ilustrar el artículo.
www.llumsambombres.com

Categoría: Cultura | 25 junio, 2015
Redacción: Eulàlia París
Tags:  Absolutismo, Eulàlia París, sano y salvo,

Ad

Subscríbete

¡Suscríbete!

Moda, cultura, gastronomía, shopping y la agenda para no perderse nada.
Una vez al mes en tu buzón.

Sign Up Paseo de Gracia

Ad

Contenidos relacionados

Cultura / 14 diciembre, 2018

Ideas para una escapada cultural por Europa (vol. 2)

Tras nuestra entrega veraniega, volvemos con cinco propuestas de exposiciones en Madrid, Londres, París y Berlín.

Cultura / 13 diciembre, 2018

Este fin de semana tienes una cita con el mejor cine italiano

La Mostra de Cinema Italià de Barcelona tomará los cines Verdi del 14 al 18 de diciembre para celebrar su séptima edición.

Cultura / 11 diciembre, 2018

Vuelve Gran Bola de Neu, la jornada de conciertos y mercado de Apolo

Este domingo tienes una cita en Apolo con mercado discográfico y artístico, conciertos, DJ’s, vermut, food trucks, un bingo navideño…

Cultura / 10 diciembre, 2018

10 artistas que (casi) nadie te va a recomendar de Primavera Sound 2019

Del black metal de Bliss Signal al pop en femenino de Miya Folick pasando por el post-club de Objekt.